La mujer más joven en recibir prisión perpetua en Argentina

Con apenas 19 años años Nahir Galarza recibió al pena máxima que existe en el país para una condena: prisión perpetua. De acuerdo al Código Penal podría salir en libertad condicional una vez cumplidos los 35 años de condena, es decir, a los 54 años. Nahir acaba de pasar a aformar parte de la lista de los criminales más conocidos de la historia argentina ya que convirtió en la mujer más joven en ser condenada a prisión perpetua en el país.

La historia criminal argentina tiene otros jóvenes asesinos que se convirtieron en íconos del policial. El Petiso Orejudo es quizás el primer asesino serial que se conoció en la historia argentina y tenía tan solo 15 años cuando fue detenido. Juniors consumó la masacre escolar en Carmen de Patagones donde con también apenas 15 años mató a tres compañeros de clase e hirió a otros cinco. Otro caso emblemático es el de Carlos Eduardo Robledo Puch, quien fue detenido a los 20 años y lo condenaron a prisión perpetua “por tiempo indeterminado”y aún continúa detenido desde 1972.

 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...