Cafayate
Aún no inician los trabajos sobre el lecho del río Chuscha y crece la alarma
La comuna cafayateña iba a contar con 6 millones de pesos para sacar la arena que tapó el lecho del río, pero aún no comenzaron los trabajos y el agua de deshielo ya circula hacia la Banda de Abajo, en zona urbana.

Al menos dos meses de trabajo con máquinas se necesitan para sacar la arena del cauce del río Chuscha para evitar que las lluvias estivales inunden el área urbana de Cafayate. Por ahora el agua que se desliza sobre la arena proviene de los deshielos, y aunque ya mojó las calles de la zona urbana y asustó en pleno invierno a vecinos de la Banda de Abajo entrando en algunas casas, el río está dando una tregua que no se extenderá por mucho tiempo. De hecho, anoche hubo alarma de nuevo entre los cafayateños porque el agua de deshielos entró a la zona urbana y muchos estaban preparados para autoevacuarse. Sin embargo, no sorprende el comportamiento de este río sin cuna. Bajo el puente ubicado sobre la ruta nacional 40, la arena no deja espacio para el paso del agua, lo que podría ser dramático si llueve, ya que apenas con el agua de los deshielos se desbordó hace una semana sin esperar a que los funcionarios de turno se dispongan a encender las maquinarias para hacerle un hueco al río que se metió por la calle Sarmiento de la ciudad y asustó mucho a los vecinos del barrio La Arenosa.

Ayer en Cafayate no había aún ni una máquina trabajando sobre el lecho del Chuscha. Esta situación desespera al paso de agosto y por eso se escuchó decir a los vecinos: "Estarán esperando que el pueblo se inunde para hacer la movida solidaria de ropa, colchones para tapar el error de no hacer las cosas a tiempo"; "El río ya nos viene advirtiendo lo que puede pasar, ¿qué espera el intendente?"; "Si se inunda el pueblo lloverán los despidos porque se paralizará el turismo. Nadie querrá visitar un pueblo inundado".

El ingeniero Alejandro Moncorvo, dueño de la empresa Zero Construcciones, que ejecuta movimientos de suelos y hace décadas trabaja en el área del río Chuscha, fue consultado por El Tribuno sobre la situación de este cauce, y comentó: "Básicamente el problema del río Chuscha es el puente sobre la ruta nacional 40, que es muy estrecho y el cauce sufre un estrangulamiento a esa altura donde se hace una especie de embudo que provoca la acumulación excesiva de sedimentos. Al ser estrecho el paso, el agua pierde velocidad y capacidad de soporte. Por eso Vialidad debería considerar la estrechez del puente si es que se quiere dar una solución más profunda".

El ingeniero aseguró que "se necesitan al menos un par de meses para sacar la arena del cauce del río y dejarlo en condiciones para que no entre el agua en la zona urbana, porque después el río Chuscha continúa hasta desembocar en el río Santa María unos 7 kilómetros más aproximadamente, pero ahí un desborde no afectaría a la zona urbana de Cafayate".

Moncorvo detalló: "Cuando el río baja desde el cerro hay una falla geológica que provoca deslizamiento de material. La situación es grave. No hay lugar para el paso de agua que por ahora es de deshielo, la temporada de lluvias todavía no llegó".

Agregó: "Hay que despejar la arena del cauce del río y ponerla en la ribera, pero como son decenas de miles de metros cúbicos, hay que llevarla a las áreas bajas del pueblo, un trabajo que demanda su tiempo".

Los vecinos de la Banda de Abajo se reunieron y coincidieron en una enorme preocupación por el estado que presenta el cauce. Luis Fabián expresó: "Nos preocupa que estamos ya en agosto y ninguna autoridad se preocupó por esta situación. Aquí se pueden ver afectados viñedos en el margen sur del cauce y cerca de 120 familias para el lado norte si es que el río desborda", anticipó.

El intendente de Cafayate, Fernando Almeda, indicó que la situación estructural de este cauce es complicada. "Todos los años baja mucho material del cerro, es una pendiente que no es muy pronunciada por lo que provoca que el río se embanque rápidamente y quede prácticamente plano". "Tenemos aprobado el plan de reencauzamiento con $2 millones para una etapa primera etapa de trabajo. Por otro lado, Vialidad de la Nación gestionó fondos y consiguió $4 millones. Son $6 millones para empezar a trabajar", aseguró.

¿Por qué la demora?

Hace una semana, el intendente cafayateño Fernando Almeda dijo que los convenios con Nación y el Gobierno de Salta se efectivizarán en los próximos días, por lo que el municipio contará con $6 millones para obras en el río Chuscha. “Hay que hacerlo ahora porque no sabemos qué cantidad de agua caerá en el verano, porque el río tiene un comportamiento muy complicado y baja mucho material arenoso”.
Lo que todos se preguntan una semana después de estas declaraciones es ¿por qué no empezaron los trabajos todavía?