El sindicato azucarero se reunió con los nuevos dueños del ingenio San Isidro

En la jornada de martes la comisión directiva del gremio azucarero, Soeasi, encabezada por el secretario Mariano Cuenca, mantuvo una reunión con el nuevo propietario del ingenio San Isidro, Jorge Rocchia Ferro, como una preliminar de futuras reuniones tendientes a consolidar nuevamente en el mercado el producto generado en su fábrica de Campo Santo.

"Nos informaron que hay muy buenas proyecciones para el ingenio, para ello se va a invertir en una destilería nueva y se va a ampliar el trapiche. El objetivo es producir 10.000 toneladas de molienda de caña por día, por sobre las 4.700 que se estuvieron produciendo con los dueños anteriores, el incremento sería paulatino y podría lograse en los próximos tres años", dijo Cuenca.

Habrá zafra este año

Solamente hablamos de la zafra y el trabajo a realizarse en los meses que quedan del año. No hicimos referencia al ingreso de trabajadores o a la cantidad de mano de obra a ocupar, pero lo que sí pudimos notar es una gran predisposición a lograr un máximo de producción de azúcar. La tranquilidad para nosotros y también para los trabajadores es que este año habrá zafra", expresó Cuenca.

A pesar de la zafra tardía se podría lograr una buena producción de azúcar, eso si se pone todo en marcha durante la primera semana de septiembre, "Ellos recién se harán cargo del ingenio el próximo 31 de agosto, hasta entonces el Grupo Gloria mantendrá gente en las oficinas. Creemos que la zafra podría dar inicio el 10 de septiembre y extenderse hasta el mes de enero del 2019, la cantidad de trabajadores que ingresarán este año será la mínima necesaria para cumplir con la zafra y a partir del año que viene el ingreso de trabajadores sería mayor", indicó Mariano Cuenca ante una pregunta puntual de El Tribuno.

Ampliar el área sembrada

Otros de los aspectos planteados fue la intención de producir caña de azúcar en la mayor cantidad de tierras pertenecientes al ingenio. En este sentido es importante destacar que muchas hectáreas cultivables se encuentran improductivas debido a la falta de canales de riego y esa inversión también generará mayor demanda de trabajadores.

"Nos encontrarnos con una persona sumamente accesible, pudimos hablar y fuimos escuchados. Creo que ellos también se llevaron una buena impresión de nosotros porque tenían una referencia pésima de nuestro gremio", dijo Cuenca.

"Lógicamente que esa mala prensa la hizo el Grupo Gloria, que se encargó también de difamarnos en todo nuestro departamento, pero quedó en claro que la realidad es otra", agregó el gremialista, satisfecho tras la reunión.

Mucho se dijo con respecto a que una de las condiciones de los nuevos dueños sería la de trabajar sin gremio de por medio. "Eso es algo imposible, porque somos una parte legal del sistema, estamos para proteger al trabajador y es lo que se vino haciendo, cuidar los derechos de los obreros", explicó.

La lucha dio frutos

Cuenca también se tomó su tiempo para recordar la principal razón por la cual el ingenio San Isidro esté próximo a reabrir sus puertas.

"Esto es el resultado de esa lucha que mantuvimos con la gente despedida, donde realizamos una toma pacífica del ingenio. Sin esa presión que derivó en la firma de un acta acuerdo para la venta del ingenio, el Grupo Gloria lo hubiera mantenido cerrado", relató acerca de la contingencia.

Y agregó: "Ellos no tenían ninguna intención de volver a producir, fue nuestra lucha la que consiguió acelerar una venta que quizá, de otra forma, no se hubiera realizado".

Los, por ahora, extrabajadores azucareros, quienes día a día se acercaban hasta las instalaciones del gremio en busca de novedades, fueron informados en la jornada del martes durante una asamblea extraordinaria realizada en la sede gremial de los resultados de la reunión entre el gremio y la nueva empresa propietaria del ingenio San Isidro.

Otras gestiones

Otro de los socios de la nueva empresa propietaria del ingenio mantuvo una reunión con el diputado provincial Germán Rallé, también un amplio conocedor de la problemática del ingenio y de su gente, dado que fue intendente de Campo Santo anteriormente.

Este señor, de apellido Ruiz, solicitó al diputado una reunión con el resto de los legisladores de Gemes. El objetivo de la empresa es que los legisladores se involucren en el proceso de normalziación de la planta fabril y presenten en la Legislatura provincial un pedido formal de exención impositiva del ingenio para los primeros años de la nueva gestión. "La reunión se hará el lunes y aprovecharemos para pedir por puestos laborales". dijo Rallé.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...