A 14 años del caso Alderete, sigue pendiente una demanda

El 28 de agosto de 2004, Alberto Yapura acuchilló a Rosana Alderete y a sus tres hijos, pese a que ella le había advertido a la Policía sobre el riesgo que corrían. Solo sobrevivió la mayor de las niñas, que recibió una indemnización por la negligencia del Estado más de una década después. A 14 años del crimen, el abogado de la familia destacó que sigue esperando una resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA sobre el caso, que generó uno de los primeros debates sobre el tratamiento de la violencia de género.

Rosana Alderete se había separado de Alberto Yapura, el padre de sus hijos, y lo había denunciado cinco veces por golpes y amenazas, pero nadie tomó medidas para prevenir que la hiriera a ella o a los niños.

En la madrugada del 28 de agosto de 2014, Yapura la asesinó a ella, a su hijo Nahuel, de seis años, y a Noelia, de nueve. También hirió a Vanina, que entonces tenía 12, pero logró salvarse.

El hombre fue condenado a cadena perpetua y, en 2011, la jueza correccional Mónica Faber ordenó que el Gobierno de Salta indemnizara a la joven en un más de un millón de pesos por no haber tomado medidas preventivas.

La decisión quedó como un antecedente judicial a nivel nacional en materia de violencia de género aunque, tras una apelación de la Provincia, la Corte de Justicia de Salta consideró que el monto del resarcimiento debía ser solo de 700 mil pesos.

La reparación económica recién llegó en 2015, tras varias apelaciones con las que la Provincia trató de retrotraer la decisión de la Justicia.

El caso fue disparador de debates sobre el tratamiento de la violencia de género. Dos años después del crimen, se aprobó la ley provincial de protección a las víctimas que establece sanciones para los policías o funcionarios que no actúen con celeridad ante las denuncias de las mujeres.

Oscar Juárez, abogado de la familia de Vanina Alderete, presentó en 2015 una demanda ante la CIDH de la OEA por incumplimiento de tratados internacionales que obligan al Estado argentino a prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género.

Juárez dijo ayer a El Tribuno que también se plantea violencia institucional por parte del Gobierno de Salta hacia la única sobreviviente del caso. "Ella litigó 11 años contra el Estado y se violaron todas las convenciones", señaló el abogado.

La presentación ante la CIDH sigue su curso y el mes pasado le pidieron al defensor que enviara documentación respaldatoria del caso.

"Es un proceso prolongado. Me hicieron saber que la denuncia estaba bajo estudio. Me pidieron las copias. Se remitieron, entre otras cosas, los documentos que reflejan la demora judicial", afirmó Oscar Juárez.

Por las trabas en el cumplimiento de la sentencia que le imponía una indemnización al Gobierno, Juárez llegó a pedir el embargo del avión oficial de la Provincia.

El abogado dijo que en este proceso se le impusieron costas y que, incluso, podrían embargarle bienes. "¿Quién se va atrever a acompañar a una víctima de la violencia en su demanda si las consecuencias pueden ser estas?", preguntó y consideró que se intenta dar un mensaje "aleccionador".

Recuerdo

Con una misa, la familia de Rosana Alderete la recordó a ella y a sus hijos ayer a la tarde.

"Pienso en ella siempre. Esta mañana fuimos a llevarle flores", contó Guillermo Alderete, padre de Rosana y uno de los pilares de la familia en la lucha por justicia desde 2004.

"Los años siguen pasando, la vida continúa y solo nos queda la esperanza de que en algún momento en la otra vida nos volveremos a ver. Tal vez así sea. Tu partida dejó a la familia diezmada. Lo más triste y duro fue levantar a los viejitos, que gracias a Dios y a vos seguramente pudimos hacerlo. Aún me duele no tenerte a pesar de los años. Te extraño hermanita", publicó ayer en las redes sociales Guillermo, hermano de Rosana.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...