Rosario de Lerma
Habilitaron mejoras en el hospital Corbalán
Nuevos consultorios descongestionaron la atención por la guardia.

Refacciones para un mejor funcionamiento administrativo y sanitario tiene el hospital Joaquín Corbalán de Rosario de Lerma. Se recicló la vieja guardia de emergencia en oficinas gerenciales y los espacios de oficinas de administrativas ahora son nuevos consultorios externos para la creciente demanda de los pobladores de esta ciudad.

El nosocomio hoy está ordenado en su oferta sanitaria, con un edificio distribuido de forma específica para emergencias, consultorios, administración y laboratorios. Lo que antes terminaba por falta de espacios, todo incluido en espacios acotados y sin comodidad.

"Estos trabajos son financiados con recursos del arancelamiento, se arregló hasta el techo, se pintó y se acondicionaron espacios que permiten la mejora en la atención sanitaria y administrativa de nuestros vecinos y pacientes", explicó la Dra. Viviana Carrasco, gerenta general del hospital Corbalán.

Los consultorios agregados son de salud mental, lo que permite descongestionar y reprogramar de forma prolija la atención a los pacientes. Se traduce en nuevos horarios para la observación de la salud de los vecinos.

Además de refacciones, se sumaron consultorios en horas de la tarde, conjuntamente con los de la mañana. No solo se descomprimió el esquema de atención, además se concientizó sobre el uso correcto de la guardia de emergencias.

Las estadísticas del nosocomio hablan por sí mismas. El año pasado se atendieron por consultorios 18.550 pacientes, aproximadamente, mientras que paralelamente eran 18.600 pacientes por guardia. Una cifra desmesurada y sin equilibrio para satisfacer la demanda real en salud.

"Después de un tiempo se notan los cambios. Actualmente se atienden 42 mil pacientes por consultorios externos y puestos sanitarios. Por otro lado, la guardia disminuyo la consulta, llegó a 11 mil consultas. Es una relación baja, que habla de la mejora en la contención sanitaria", argumento la funcionaria.

Carrasco explicó que para el ideal sanitario aún falta por hacer, sin embargo en este último año las cifras han cambiado con respecto a la atención con los diferentes profesionales.

El quirófano todavía no funciona, su espacio está esperando una nueva oportunidad de ponerse al servicio de la comunidad. La falta de algunos profesionales es el escollo para su mejor funcionamiento.

Esta parte compone un ala del hospital que no se toca por si alguna vez vuelve a ser utilizada. La sala de operaciones, los vestidores, las piletas siguen intactas. Lo refaccionado tiene que ver con la guardia vieja, que dejó de ser utilizada con las recientes ampliaciones de la sala de emergencias, inauguradas el año pasado.