El testimonio de un agente sanitario que vio cuando todavía no los había alcanzado las llamas a los brigadistas fallecidos en un incendio en Guachipas fue clave en la tercera jornada del juicio que se realiza para determinar la responsabilidad de funcionarios en el caso. Además, hubo testimonios sobre el hallazgo de los cuerpos de Mauricio Valdez, Víctor Ferreyra, Martín Albarracín y Matías Vilte, quienes murieron calcinados en el cerro El Acheral el 27 de octubre de 2014.

Juan Ángel López, de 50 años, es residente de la localidad donde se produjo el voraz incendio y se desempeña como empleado rural. Relató que inicialmente estaba en otra zona del siniestro tratando de ayudar a apagarlo. "Estaba en otro lado apagando el fuego. Había ido por voluntad propia. El incendio era de varios días. Vi a los brigadistas cuando ya estaban quemados", manifestó López ante el juez de Garantías 4, Diego Rodríguez Pipino.

El hombre contó que su lugar de trabajo queda lejos del cerro donde fallecieron los cuatro jóvenes. "No me junté con los brigadistas, ni vi cuando llegaron", acotó.

El trabajador sostuvo que fue en búsqueda de los brigadistas cuando se enteró de que estaban desaparecidos. Sobre el lugar que se estaba quemando, refirió: "Es un cerro donde hay muchas piedras, molles. Las casas están muy lejos". Además, contó que vio pasar un helicóptero el día del hallazgo de los cuerpos.

"Con Fabián Flores y René fuimos a buscarlos. Después de que los encontramos, la Policía retiró los cuerpos. Dos días después se apagó el incendio solo", señaló.

Sobre el hallazgo de los cadáveres, López detalló: "Vi a tres nomás. Uno más arriba, otros más abajo, distanciados, como a unos dos metros. Eran las seis de la tarde".

El agente sanitario Néstor Fabián Flores vio a los brigadistas con vida y después estuvo en el hallazgo de los cuerpos. Tiene 36 años y es oriundo de Guachipas pero vive en Campo Quijano.

"Fui a Guachipas ese fin de semana. Ese día había bomberos, gente de El Carril y del lugar. Estaban en la zona del incendio apagando el fuego", describió.

Sostuvo que, cuando vió a los brigadistas, era cerca del mediodía y que los saludó. "Estaban con vestimenta amarilla, cascos, gafas, botines y mochilas de agua", describió.

Y agregó: "Cuando los encontré estaban tomando agua, sentados, como en un descanso. Entonces empezó el viento y usaron la mochila de agua", indicó.

Añadió que en ese momento él se fue. "Me retiré porque estaba ventoso. Les dije: "Está fuerte muchachos. Yo me retiro'. Escuché el viento que venía fuerte, el fuego, el humo. Me fui a la zona quemada, a la parte baja donde pegaba menos el viento. El (brigadista) más cercano me dijo: "Está bien amigo'. Uno de ellos tenía un celular en la mano", relató.

Consultado por la fiscal penal Mónica Poma sobre si observó algún helicóptero, Flores respondió: "Vi pasar el helicóptero. Hizo una sola pasada y no se lo vió más".

Todas las partes indagaron sobre la advertencia que les hizo en relación al viento. "Les di aviso. Me quedé tranquilo porque supuestamente son gente preparada. En ese momento ellos estaban conversando. Otro estaba más retirado, echando agua. Otro estaba con el celular", detalló.

Describió que el incendio era "en el filo" entre el Acheral y el Rosedal. "Me tiré por el cerrito, para el otro lado, es decir, me apegué a ese lado", recordó.

Dijo que luego subió con López y René Flores a buscar a los brigadistas porque sabía dónde habían estado. "Estaba todo carbonizado. Al ver la primera persona fallecida, no me acerqué más. Estaban en la parte en la que yo había dicho que me retiraba, un poco más abajo. Después que encontramos los cuerpos. René llamó por celular a la Policía", finalizó.

Aeronaves y comunicaciones

Otro de los testigos que prestó declaración ayer fue Daniel Antonio Barroso, un ingeniero agrónomo que se desempeña en la Subsecretaría de Defensa Civil.
Las distintas partes le consultaron sobre dos temáticas centrales: las características de uso de aeronaves para apagar incendios y también de las comunicaciones durante los siniestros. 
Además, el juez de Garantías 4, Diego Rodríguez Pipino, puso a disposición de las partes la respuesta a dos pliegos de preguntas que fueron contestadas por un diputado y un juez que habían sido citados como testigos, ello atento a los fueros que los amparan. 
Los imputados en la causa son Víctor Ola Castro, Roberto Durnelli y Víctor César Dagum, quienes se desempeñaban en Defensa Civil. 
Están acusados del delito de incumplimiento a los deberes de funcionario público, que se encuentra contemplado en el artículo 248 del Código Penal. La legislación prevé una pena de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo “para el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales, ejecutare las órdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere”.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...