Caso Gallardo: reclaman por  la prisión domiciliaria

El procurador general de la provincia, Abel Cornejo, recibió a Mariel Gallardo, una de las hermanas del joven ultimado en agosto pasado, hecho por el que se encuentran imputados cuatro policías de la provincia por homicidio culposo en perjuicio de Cristian Exequiel Gallardo (23).

La hermana del joven asesinado volvió a plantear la disconformidad de la familia por el beneficio de la prisión domiciliaria otorgada a los policías Ricardo José Antonio Llaves, Ricardo Ezequiel López, Lucas Maximiliano Ozuna y Jorge Antonio Olea, imputados por homicidio culposo por la muerte de su hermano.

El procurador Abel Cornejo explicó que esa decisión fue apelada y que la definición al respecto es de la jueza de la Sala I del Tribunal de Impugnación, Virginia Solórzano. A la prisión domiciliaria la otorgó el 20 de septiembre pasado la jueza de Garantías 7. La decisión fue apelada por el Ministerio Público Fiscal ese mismo día.

Posteriormente, Mariel Gallardo fue recibida por el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados, Gustavo Torres Rubelt, quien le dio precisiones sobre las pericias solicitadas y que sumará en el curso de la investigación.

La segunda autopsia del cuerpo de Gallardo (realizada después de la exhumación, el sábado 31 de agosto), determinó que la causa de muerte fue una "isquemia aguda de miocardio" y que padeció un "shock".

El lunes 2 de septiembre el procurador dispuso la reestructuración del CIF. Cristian Exequiel Gallardo, de 23 años, murió el 26 de agosto pasado, en jurisdicción de la comisaría 10 de barrio Santa Cecilia. Falleció cuando era trasladado por personal policial tras haber sido demorado.

La última semana de septiembre la fiscal Ana Inés Odorisio decretó la ampliación de imputación para los cuatro policías salteños, acusados de haber participado en la muerte del joven detenido en ese momento, Cristian Gallardo. La nueva imputación fue sobre "vejaciones calificadas" y provocó un giro esperado para los familiares del joven asesinado.

Se trata de un hecho que conmocionó a uno de los barrios más populares y a la vez conflictivos del este de la capital salteña. La nueva imputación, con sus agravantes, que se les hizo conocer a Llaves, López, Ozuna y Olea mantenía expectante a la familia y amigos de Gallardo, sin embargo frente al procurador una de las hermanas del joven expuso la preocupación por la prisión domiciliaria de la que, entiende, gozan los uniformados.

La muerte de Gallardo

Exequiel Gallardo, un joven de 23 años, falleció en confusas circunstancias que aún no fueron establecidas de manera fehaciente. Según la Policía, el muchacho había sido detenido por robo cerca de Finca Independencia y cuando era trasladado “sufrió descompensaciones” y terminó perdiendo la vida, pese a que personal policial intentó ayudarlo con ejercicios de RCP. En cambio, la versión de la familia es que Cristian estaba tomando alcohol en la puerta de una vivienda. Ante la presencia del móvil policial el grupo de jóvenes se dispersó, Gallardo fue interceptado y desde ese momento, según sus conocidos, los policías lo golpearon. Alicia Salas, madre del joven fallecido, sostuvo que a su hijo la “policía lo patoteó”.
Hasta el momento no se sabe si la causa de muerte del joven Gallardo tuvo a los efectivos imputados como protagonistas del hecho, por otra parecería quedar en claro que no se trata de una muerte accidental. Seguirán las investigaciones tendientes a dilucidar el hecho.    
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...