Congelarían las  tarifas de luz, gas,  agua y combustibles

En el marco de las medidas destinadas a reanimar la economía, el próximo gobierno prevé aplicar un congelamiento de tarifas de servicios públicos de electricidad, gas y combustibles por al menos seis meses. A esto se sumaría esquema de "alivio" para las familias que están endeudadas con créditos UVA por la compra de sus viviendas.

Hasta anoche estaba aún en duda si el congelamiento de las tarifas también alcanzará a la empresa de servicio de agua y cloacas, AYSA (en Buenos Aires), que estará en manos de Malena Galmarini, y que fue la empresa de servicios que más aumentó sus tarifas durante el gobierno de Mauricio Macri.

La intención es darle algo de respiro al bolsillo de la clase media y, sobre todo, a muchas pymes y comercios que vieron tambalear sus emprendimientos por alzas tarifarias que llegaron a superar el 500% en cuatro años.

Así, otra pata clave del escenario económico inmediato será la decisión inicial de Alberto Fernández de mantener las tarifas congeladas, al menos hasta barajar y dar de nuevo los acuerdos con distribuidoras, generadoras y petroleras.

Allí tallará fuerte el futuro presidente de YPF, Guillermo Nielsen.

La intención inicial es impulsar un plan de emergencia económica que deje las tarifas en los niveles actuales por al menos seis meses, para lo cual, sostienen cerca de Santiago Cafiero, el futuro jefe de Gabinete, no sería necesaria una ley.

Igual, aunque hiciese falta la aprobación del Congreso, el Frente de Todos cuenta con los respaldos necesarios en ambas de cámaras, y Mauricio Macri ya anticipó que no pondrá palos en la rueda, al menos en la primera etapa de gestión.

"Para congelar tarifas alcanza con una resolución de la Secretaría de Energía", que conducirá Sergio Lanziani, dijo una fuente consultada.

Todo el nuevo esquema económico será monitoreado desde la Jefatura de Gabinete por quien será la mano derecha de Cafiero, la economista Cecilia Todesca, una de las funcionarias que más confianza genera en el futuro Presidente.

Los créditos UVA

El inminente gobierno de Alberto Fernández prevé también aliviar la situación de las familias endeudadas en créditos ajustables por UVA, aplicando una extensión de plazos y una baja de tasas de interés, en el marco de un programa de shock destinado a fortalecer el consumo, trascendió ayer.

La medida, que sería anunciada en los primeros días de la nueva administración que asume hoy, complementará a las ya anunciadas en líneas generales por el futuro Presidente, destinadas a robustecer los ingresos de los sectores más postergados, según se pudo saber de fuentes cercanas a la administración que inicia hoy su gestión.

El alivio para los endeudados en UVA, cuyos créditos se encarecieron por la disparada de la inflación, se aplicaría a través de la Anses.

La medida estará a cargo del nuevo titular de ese organismo, Alejandro Vanoli, que pasará a operar en la órbita del Ministerio de Trabajo conducido por Claudio Moroni.

Vanoli manejará el estratégico Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, que tiene unos US$ 22.000 millones, el equivalente a un billón 364 mil pesos.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...