Molesto, el enviado de Trump se fue antes de la jura por la presencia de un funcionario de Maduro

El enviado especial de Donald Trump a la asunción de Alberto Fernández, Mauricio Claver-Carone, se fue antes de lo pautado de la Argentina. Decidió, incluso, no asistir este martes a la ceremonia de traspaso de mando en el Congreso y suspendió entrevistas que tenía previstas para el miércoles con el nuevo presidente argentino y su canciller Felipe Solá, entre otras figuras.

Fue tras su fuerte y manifiesto disgusto por la presencia como invitado a la asunción de Fernández del ministro de Comunicación del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, quien figura con prohibición de entrada a la Argentina y a otros países. También por la visita del ecuatoriano Rafael Correa, con pedidos de prisión preventiva en su país, y por los planes del nuevo gobierno de Fernández de asilar en Argentina al boliviano Evo Morales, que está ahora en Cuba, a la espera de un posible retorno a Sudamérica.

El propio Claver-Carone confirmó en una entrevista al diario Clarín que transmitió su disgusto y el mensaje suyo y de Trump al nuevo secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

"Desafortunadamente, debido a unas invitaciones y a algunas sorpresas que recibimos al llegar, decidí no ir y me voy temprano. No voy a tener las reuniones de trabajo que tenía programadas para mañana", dijo  Claver-Carone, principal asesor de Trump para el Hemisferio Occidental, y por lo tanto para esta región. De todas maneras, al Congreso sí asistió el secretario de Salud, Alexis Azar, quien saludó a Fernández, pero también se iba este martes a la tarde. Quedará en Buenos Aires, el embajador en funciones del Hemisferio Occidental, Michael Kozak. Será esta último quien este miércoles se reúna con el Presidente.

FUENTE: CLARÍN 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...