Productores salteños apuestan a un trato diferencial en el nuevo esquema

La decisión del Gobierno nacional de modificar el esquema de retenciones, que elevó el porcentaje de lo que deben tributar los productores de los distintos sectores, generó un rechazo generalizado entre las entidades salteñas.

Dirigentes de Prograno y Sociedad Rural de Salta cuestionaron la medida, principalmente por el perjuicio que aún significa para las producciones locales la distancia al puerto y también porque no se informó debidamente cuál es el plan económico en torno a este nuevo avance sobre su rentabilidad.

Si bien desde la Asociación de Productores de Granos del Norte (Prograno) no quisieron entrar demasiado en detalles hasta no tener más información sobre la medida recientemente anunciada, sí emitieron un comunicado en el que se "manifiestan en contra de estos nuevos impuestos".

Lucas Norris, presidente de la entidad, manifestó su decepción ante las medidas del Gobierno que "generan un impacto negativo en la producción", y afirmó: "Se esperaba un mayor diálogo con el sector para acuerdos razonables, teniendo en cuenta la situación económica del país".

"Estos impuestos son perjudiciales para la actividad porque representa más presión impositiva, en especial para el norte argentino que por las distancias es prioritario mantener mejores precios con rentabilidades positivas. Sumado a ello afecta a la generación de nuevos puestos de trabajo", afirma el documento emitido ayer.

Además, sostiene: "Prograno, como entidad comprometida con los productores de todo el Norte argentino, buscará dialogar con los diferentes referentes provinciales y nacionales del Gobierno para lograr un acuerdo que sea más beneficioso para el sector", y anticipa: "Durante la próxima semana tendremos novedades sobre cómo afectan estas retenciones en los cultivos regionales, los cuales aparentemente tendrían un trato diferencial". Y agrega: "De acuerdo a ello también sabremos cómo accionar".

Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Rural de Salta, Carlos Segón, señaló que "las retenciones son más de lo mismo".

"Esto ya se vivió durante varios años", recordó Segón en diálogo con El Tribuno, y evaluó: "Ahora, en parte, podemos considerar que (el aumento de la retención) es una actualización porque estaba sujeta a la relación peso-dólar".

El dirigente rural cuestionó que "lo más grave es que todavía no hay un plan económico en donde uno pueda saber cuál es el destino del sacrificio que tiene que hacer nuevamente el productor, ni adónde va".

Además, advirtió que el sector agropecuario está frente a "un año complejo desde el punto de vista productivo, porque viene una temporada seca, tanto en la región NOA como en el general del país, por lo que los rendimientos de la cosecha van a ser más bajos de lo que uno normalmente aspira".

"Y, por supuesto, que con retenciones en niveles de casi el 30 por ciento para la soja y en torno al 10 por ciento para el resto de las producciones, hay una incidencia muy grande sobre el precio", afirmó.

"Nuevamente -continuó- las más afectadas son las economías que están lejos del puerto porque, aparte de las retenciones, se suma el costo del flete, ya que las retenciones se cobran sobre el valor en puerto, con lo cual el productor del Norte no solo paga la retención sino el flete que equivale a ese porcentaje del producto que está entregando en el puerto".

Consultado sobre la posibilidad de segmentar las retenciones por zona o producción, Segón consideró que sería algo "muy difícil" de aplicar. Evaluó que se podría hacer "por productos, tal vez se puedan aplicar a producciones como porotos o chía; pero después es muy difícil porque la retención, indirectamente, la paga el productor porque se le cobra al exportador sobre el puerto, entonces es muy difícil diferenciar el origen del producto al momento que sale desde el puerto".

En este sentido, consideró que "hay que buscar algún sistema de devolución de la AFIP, en todo caso, en base a las declaraciones juradas o a las cartas de porte que después presenta el productor". Pero admitió que "todos esos sistemas en los que primero te cobran y después te devuelven son muy engorrosos".

Recordó: "En algún momento, desde la Rural propusimos que a toda la producción, sin diferenciar el origen de la misma, se les devuelva el porcentaje de la retención en función de los kilómetros de flete que tiene; pero tendría que ser para toda la producción en general, porque cuando se empieza a discriminar por región se hace muy difícil de aplicar de manera transparente".

Finalmente, Segón dijo: "Lamentablemente volvemos a viejas recetas y, cuando a una enfermedad se le aplican los mismos remedios siempre, los resultados no van a cambiar".

"Aquí no hay un sinceramiento del gasto público, y mientras no se solucione ese tema seguiremos condenados los productores a hacer aportes extra que después dejan de ser aportes extra para convertirse en aportes ordinarios; es como pasó con el impuesto al cheque, que era por única vez por un año y desde el 2001 ya lleva 18 años. Seguimos haciendo ese aporte, supuestamente extraordinario, al Estado", concluyó el dirigente.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...