“Dejé todo lo humanamente posible, cometí errores pero no me arrepiento de haber jugado a fondo”

Dejar el poder tras ejercerlo doce años es una experiencia que pocas personas pueden relatar. Juan Manuel Urtubey transita esa etapa. Admite que como gobernador de Salta deja deudas y las vincula a las crisis económicas, pero pone énfasis y repite la frase “hay un dato de la realidad” cuando habla de la descentralización de los fondos de los municipios, obras en el interior y la ampliación de las salas escolares. Antes de despedirse de su gestión, Urtubey dialogó con El Tribuno.

Vive los últimos días como gobernador, ¿qué reflexión hace sobre su gestión?

Es difícil por el ritmo que llevo pararme a reflexionar, seguramente lo haré después del martes, pero la percepción es la de una etapa cumplida. El jueves cuando estuve en el cierre del ciclo lectivo en el nuevo colegio 20 de Febrero hacía cuentas que ellos entraron a primer grado cuando yo asumía. Ellos cumplieron una etapa, salteños y yo también. 

¿Se puede hablar de un legado? 

No me quiero erigir en una persona que pueda ser susceptible de dejar un legado. Hemos trabajado incanzablemente en algunas cosas: elevar la calidad institucional, llevar la inclusión a los sistemas de educación, salud y seguridad; duplicamos la oferta secundaria y literalmente triplicamos la del nivel terciario. Cuando asumimos, la sala de cuatro años tenía una cobertura del 26% y hoy tiene del 90%. Para mí tiene que ver con inclusión. Obviamente hay materias pendientes en las que hay que trabajar mucho.

La pobreza, por ejemplo... Si bien hay una crisis, la cuestión de fondo no dio ese salto que se esperaba...

Es imposible hacerlo en un país en el que en los doce años de gestión, solo tres años hubo crecimiento, los tres primeros. Luego hubo un estancamiento y una caída. Este en un país donde se duplica la pobreza y Salta no es una isla. Ninguna provincia de Argentina, por más grande que sea, tiene una herramienta de política económica, monetaria, fiscal y financiera. Aún así logramos achicar la brecha, bajamos en doce años de 4,7 a 4,1 el índice de Gini. 

¿Cree que se puede poner en práctica el federalismo? ¿Argentina podrá dar ese paso y mejorar la situación de las provincias?

Nosotros en Salta demostramos que es posible. Hemos tenido un desarrollo formidable en el interior de la provincia, no solo por las obras que yo pude haber hecho como gobernador, también logramos la descentralización de gran parte de los recursos de obra pública y la tarea social en los municipios. Eso les dio una capacidad operativa enorme. Uno recorre los pueblos del interior y advierte capacidad de gestión en municipios en que antes no podían hacer obra pública porque lo único que podían hacer, con suerte, era pagar sueldos. 

Menciona que muchos intendentes solo pagaban sueldos, hoy plantean que gran parte de los recursos está destinada para eso...

Gran parte de los recursos, antes eran todos. Desconocer que los municipios de la provincia hicieron muchas obras es no conocer las cosas. Eso antes no existía porque no había partidas para eso. Del total de los recursos se coparticipaba a lo sumo el 13,5 y hoy están cerca de 24, con lo cual hay un crecimiento formidable. Eso ha generado actividad. 

Desde su gobierno se anunció impulsos para ciertos parques industriales como el de Güemes, pero en Pichanal y Mosconi no hubo avances, ¿por qué?

Vos podés hacer todos los parques, poner la logística, el alambrado, las luces, pero en un país que castiga la actividad industrial o el agregado de valor, ¿qué podés hacer? Si un país castiga la actividad industrial como lo hizo el Gobierno estos cuatro años, es inevitable que esto suceda.

Usted asegura que deja equilibrio fiscal, fondos para pagar sueldos y deudas, pero hubo polémica en las últimas semanas por el ajuste de los salarios con la inflación. ¿Que opina?

Esa es una política que siguió nuestro gobierno por los acuerdos salariales que hicimos con los empleados de la administración pública, sobre todo con el sector docente y los trabajadores de la salud. La actualización salarial termina ahora porque finaliza el año. Esa fue la política salarial que tuvo mi gobierno, que entendió que la variable de ajuste no era financiarse con la falta del poder adquisitivo de los trabajadores del Estado. Ahora bien, desde el 10 de diciembre viene un nuevo gobierno que tendrá la política salarial que quiera tener, yo ya no tengo injerencia. 

Tras las elecciones y su candidatura de este año, ¿cuál es su futuro político a nivel nacional? 

Yo creo que la Argentina tiene que encontrar un perfil más federal. Yo estoy trabajando activamente para eso y fundamentalmente para salir de la grieta y la polarización permanente como lógica de construcción, porque eso funcionó bien, tanto al macrismo como al kirchnerismo. Bárbaro, felicitaciones, ganaron la elección. Creo que al país no le sirve para nada. Vamos a trabajar en eso.

Si Alberto le propone sumarse al gobierno o contar con su aporte,  ¿está dispuesto a participar?

Yo estoy dispuesto a ayudar a la Argentina en todo lo que se pueda, no a ser funcionario del Gobierno. Yo tengo una mirada diferente a lo que ha planteado el kirchnerismo en este proceso, y lo que ha demostrado en los últimos años en la Argentina.

¿Cómo se rearma el Partido Justicialista después de las elecciones en Salta? ¿Cómo sigue su función? A usted Godoy lo cuestionó porque se declaró prescindente en los comicios.

Yo pedí licencia del partido porque voy a estar fuera del país bastante tiempo en los próximos meses. Está a cargo Pablo Kosiner, quien es vicepresidente primero. Nuestro partido tiene que tomar los parámetros que hoy exige la sociedad moderna. Lo que se me criticó a mí en la campaña es que yo fui prescindente, cómo no voy a serlo si soy el gobernador de la Provincia y manejo 80 mil millones de pesos del Estado. Si me pongo a disposición de un candidato no solo es inmoral, es ilegal. 

Usted creó el Ministerio de Pri mera Infancia y lo promovió en otros países. En el próximo gobierno esa área no tendrá rango ministerial. ¿Qué lectura hace?

Es la decisión que toma el nuevo gobierno respecto a su orden de prioridades o como encarar las tareas. Es posible que ellos crean que de esa manera lo puedan hacer más eficientemente, no soy nadie para darle consejos. Ustedes son testigos de que muchas veces tuvimos que ir con la fuerza pública a llevar a los chicos a los hospitales porque había resistencia y estaban en canales severos de desnutrición. 

Recientemente hubo un caso de un niño que murió por desnutrición y desde áreas del Gobierno se cuestionó el comportamiento de los padres que resisten a la asistencia o al seguimiento porque migran.

Yo no cuestiono jamás a las familias, me parece que hay que ser respetuosos de las costumbres aunque a veces te cueste más el trabajo. Hay un dato de la realidad. Cuando nosotros asumimos la mortalidad infantil era de 15 por mil. En 2018 fue de 9,6 por mil, qué significa eso. Estuvo exactamente en el promedio nacional que fue 9,4 por mil. Tenemos que partir de la realidad de que lamentablemente cada mil niños, mueren 9. Es un drama sí, y uno de ellos fue al que le tocó hace poco. 

Trascendió que al próximo gobierno le preocupa el impacto que puede tener el fallo por la demanda de Casinos Austria..

Primero, es muy difícil que un tribunal internacional falle a favor frente a una denuncia de lavado de dinero comprobado. Nosotros a eso lo vamos a pelear a muerte. Segundo, el sistema de percepción que tenía la Provincia con Casinos de Austria era diferente al actual. Ellos pagaban un 4% con declaración jurada y hoy se paga más del 20% con monitoreo online. En solo cuatro años en Salta ya se recaudó el doble de lo que ellos están demandando judicialmente a la Provincia. Si hipotéticamente sucediera, cosa que es muy difícil, la Provincia ya ganó tres o cuatro veces el monto, con lo cual es intranscendente. 

¿Qué aporte hizo su gobierno para la transparencia del funcionamiento de las instituciones?

Primero en el Poder Judicial, autolimité las facultades que tenía para designar a jueces de la Corte. Fuimos a un proceso participativo, plural. Se les dio transparencia a los concursos y cuando hubo cuestionamientos los di de baja. En materia de relaciones entre poderes del Estado ha sido público, y lo han reconocido legisladores del oficialismo y la oposición, jamás hubo una injerencia del Ejecutivo. Pero lo más importante para mí es haber involucrado a la sociedad a través de algunas cosas, a saber: conformamos el plan de desarrollo estratégico, lo hizo toda la sociedad con la participación del Estado y creamos el Consejo Económico y Social. Por primera vez en la historia, desde la recuperación de la democracia se han entregado a la Auditoría y a la Legislatura en tiempo y forma cada una de las rendiciones. Ese tipo de cosas ayudan. La reforma del sistema electoral, que sé que algunos la discuten desde la política y desde el poder, pero el ciudadano común ha podido votar a quien quería, ya sea un candidato gobernador de un partido y a un legislador de otro. Eso está muy bueno.

Para usted es un retroceso entonces el proyecto para sacar la boleta única electrónica...

Para mí es un retroceso porque es volver al viejo modelo del puntero, la lista sábana.

Pero se quiere aplicar la boleta única papel...

Mirá, hay que discutirlo. La pregunta es: ¿desde que funciona el sistema hubo algún problema de vulnerabilidad o inconsistencia en términos del resultado entre el escrutinio provisorio y el definitivo? Jamás. Entonces funciona. Es posible que algunos sean menos competitivos y pierdan la elección, cuando ganaban no lo discutían...

¿Qué nivel de participación política tendrá Urtubey en Salta desde el 11 de diciembre?

Yo voy a ser respetuoso de la nueva administración. Voy a ayudar en todo lo que pueda para que a Salta le vaya lo mejor posible y para eso necesitamos que a los gobiernos nacional y provincial les vaya bien; lo que no quiere decir que sea parte. Yo cumplí mi etapa en la Provincia.

¿Cómo será su agenda después del martes?

Fui conminado familiarmente a tomarme unas vacaciones que hace doce años que no me tomo. Me voy el mismo 11 de diciembre unos días hasta fin de año. A principios del año que viene tengo una invitación de la Universidad de Loyola Andalucía, en España, para ir a dar clases contando la experiencia de la mediación comunitaria. Estaré en el primer cuatrimestre del año.

¿Luego Salta o Buenos Aires?

Después vuelvo para aquí, es mi lugar. Yo desde hace 20 años literalmente viajo todas las semanas a Buenos Aires. Pero mi lugar en el mundo está aquí. 

Si se pone frente a un espejo, ¿qué mensaje o consejo le da al Urtubey que asumió como gobernador doce años atrás? 

Que no tenés que abandonar tus sueños, que en definitiva si insistís, esto debe ser mi origen vasco, lográs los objetivos. Acomodando papeles encontré una carta que se publicó en el diario El Tribuno el día que asumí... Y la leía atentamente porque después la guardé en el marco de una foto. Y ahí yo decía que iba a ser lo que hice. Estoy consciente de que dejé todo lo humanamente posible para hacerlo, hay muchas cosas que no dependieron de mí ni de la Provincia, como un contexto nacional o internacional que te generan problemas. No me arrepiento de haber jugado a fondo, cometí errores, obvio, pero de ahí se aprende.

¿Qué es lo que extrañará de ser gobernador?

Poder transformar la vida de la gente. Esto (señala una foto en el despacho del Grand Bourg) me lo mandó de regalo de cumpleaños una cacique de una comunidad wichi. Brindaron por mi cumpleaños con agua segura, entonces me mandan ese agradecimiento. Claro en esa zona no había agua, luz, caminos, no había nada. Eso voy a extrañar, poder ver la transformación. En el Chaco salteño faltan un montón de cosas pero a veces uno no toma conciencia de lo que no había. Algo cambió.

Muy pocas personas tuvieron poder durante doce años, ¿cómo se transita esta instancia de dejarlo?

Yo nunca me enamoré del poder. Siempre insistí que el poder que es una enfermedad incurable. Cuando te enfermás, no te curás nunca más. Lo que tenés que hacer es vacunarte cuando estás sano. Eso es trabajar con tu cabeza y en la institucionalidad para que la debilidad para tratar de mantenerte en el poder no te termine haciendo retroceder. Yo siempre fui muy consciente de que lo mío era transitorio. Y lo mío duró muchísimo. Yo soy un agradecido al pueblo de Salta por haberme dado esta oportunidad y me rompí el lomo laburando.

¿Cuál fue el momento que más lo quebró?

Recién me preguntabas por el chico que falleció hace unas semanas. Vos te rompés el lomo laburando pero hay cosas que los seres humanos no podemos resolver. Entonces yo te puedo decir si, de cada mil chicos antes se morían quince y hoy se mueren nueve, hay seis que hoy viven y que antes se morían. Está bueno, pero yo siempre veo a los otros nueve y eso te quiebra. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...