Advierten que la crisis no tocó fondo

Los empresarios de la construcción y los trabajadores que están en esa actividad no tuvieron que esperar que transcurran varios meses de 2019 para advertir que las mejoras en el sector no vendrán en el corto plazo y la recesión que atraviesan desde mediados del año pasado aún no llegó a su peor expresión.

"No sabemos cuándo vamos a llegar al fondo y eso es lo más preocupante. La construcción de viviendas sigue paralizada, a pesar de que siempre entre enero y febrero normalmente el ritmo de las obras bajan por las cuestiones climáticas, pero en este momento las obras están sin reiniciarse", describió a El Tribuno el presidente de la Cámara Salteña de la Construcción, Guillermo Arroyo.

En materia de construcción de viviendas, que son los proyectos que más mano de obra requieren, el Gobierno provincial se planteó el objetivo de terminar con las 3.200 casas que tiene en carpeta, pero no se prevén nuevos proyectos. Los complejos habitacionales que están ejecución se licitaron entre 2014 y 2016.

Los dúplex de Pereyra Rozas, que se levantan en la zona norte de la ciudad con la coordinación del Instituto Provincial de la Vivienda, son un ejemplo de la realidad de la construcción en Salta. Esa obra tendría que haber estado lista en octubre del año pasado, pero la falta de fondos hizo retrasar los trabajos y hoy en el predio donde se edifican las viviendas sociales solo hay unos cuantos obreros que hacen de serenos.

En cuanto a las inversiones privadas para el desarrollo inmobiliario, el panorama es aún peor. Las altas tasas de los créditos bancarios hacen inviable cualquier proyecto. A esa situación se le suma la incertidumbre que generan las elecciones presidenciales y la falta previsiones sobre el rumbo económico y político que adoptará el país. En el actual escenario, son pocos quienes se animan a encarar algún proyecto de construcción de viviendas.

Son pocas las veces en las que hay coincidencia entre las patronales y los trabajadores. La crisis unificó, al menos en la descripción del panorama, la sensación de que todavía "no se tocó fondo" entre el sector empresarial de la construcción y el sindicato de la Uocra (Unión Obrera de la Construcción)

"Estamos en una situación crítica", dijo a este diario el secretario general de ese gremio en Salta, Rubén Aguilar.

"Las empresas están funcionando con capacidad casi nula de trabajadores dentro de la ciudad. No hay expectativas de nuevas viviendas. La única obra grande que se ejecuta es el acueducto desde Campo Alegre, pero después son obras menores que no requieren tanto personal", describió el dirigente sindical.

De todas maneras, destacó que los proyectos mineros de la Puna salteña generan una gran expectativa sobre la mano de obra que requerirán.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...