El IPV dice que cumple, pero los madereros lo desmienten

Una fuerte polémica se avecina ante el firme reclamo de productores del norte sobre compromisos firmados hace tiempo por la provincia.

A raíz de la nota publicada el martes pasado en El Tribuno, donde los madereros de Orán reclamaron al Instituto Provincial de Vivienda (IPV) el cumplimiento en los cupos de madera nativa para la construcción de viviendas sociales, el organismo estatal salió al cruce señalando que los datos son "incorrectos".

Mediante una nota enviada a este matutino, el IPV aseguró que "estamos dando cumplimiento al decreto 3448 por el cual se incorpora en los pliegos licitatorios una cláusula en la que se prevé que, del total de las maderas a utilizar en la construcción de las unidades, el 25% sea madera cultivada o nativa de la provincia de Salta".

La respuesta desde los madereros de Orán no se hizo esperar. A través de una nota enviada por el Centro de Obrajeros del Norte (CON), los productores advirtieron que "si los datos vertidos en el reportaje son incorrectos solicitamos formalmente que el IPV muestre los certificados que menciona en su memorándum que debió solicitar en el momento de certificar las obras".

El decreto

El decreto en cuestión fue firmado en 2014 entre el IPV y los productores madereros nucleados en CON y en Aproficsa (Asociación de Productores Foresto Industriales y Comerciales de Salta) y establecía que el 25% de las construcciones en madera de las viviendas sociales debía hacerse con especies nativas como mora, cebil, lapacho, eucaliptus o cedro. El objetivo, obviamente, fue el de reactivar la actividad jaqueada por la baja demanda y promover el empleo a través de la producción local.

El IPV asegura que "en todas las obras llevadas adelante por este organismo se realiza una orden de servicio a las empresas adjudicatarias solicitando el certificado de cualquiera de las dos asociaciones de obrajeros donde establecen la compra de la madera cultivada o nativa. Determinando que en la totalidad de las obras ejecutadas y entregadas a partir de la fecha que entró en vigencia dicho decreto, se cumplió con el porcentaje establecido".

La respuesta

Los madereros afirmaron que "el acuerdo firmado hace 5 años por el señor gobernador es muestra suficiente de que existió en su persona la intención de impulsar el desarrollo de la foresto-industria enclavada principalmente en el norte de la provincia. Con la firma del instrumento se daba lugar a un reclamo legítimo que tenía el sector y es que a igualdad de calidad, plazos y precios, se priorice el compre salteño, generando así trabajo a miles de personas que viven en nuestro querido norte provincial. Lamentablemente esta intención no se concretó con el transcurso del tiempo", disparó el organismo.

Los productores advirtieron también que son "incontables" las notas enviadas al IPV y reportajes radiales, escritos y televisivos donde permanentemente se solicitó el cumplimiento de lo establecido en el decreto, como así también en el memorándum 010/17 del IPV donde se establece que hay una obligación de dar cumplimiento al mencionado decreto, como constancia de lo cual la empresa constructora deberá presentar un certificado expedido por el CON o Aproficsa según sea la cámara a la que pertenezca la empresa que provee productos de madera.

En tal sentido, el CON señaló que hasta la fecha "nuestra cámara solo ha expedido dos certificados, lo cual a todas luces es inconsistente con la cantidad de viviendas sociales construidas en idéntico período".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...