Evalúan el regreso del voto de papel  para las elecciones de este año

La polémica por la discusión entre el voto de papel y el electrónico volvió al centro de la escena de la política salteña.

Tras varias elecciones definidas con la boleta única electrónica en Salta, distintos referentes plantean retomar el sistema tradicional. Algunos legisladores anticipan, por lo bajo, y otros a viva voz que después del primero de abril, cuando se abran las sesiones ordinarias, será un tema clave. El tiempo es un factor de peso, ya que las elecciones primarias abiertas y obligatorias (PASO) están previstas, si no hay cambios, para agosto.

El legislador por Cerrillos Mario Ábalos (Cambiemos País) anunció que enviará un proyecto de ley que propone establecer el sistema de boleta única de sufragio en papel para cada cargo electoral provincial para los comicios de este año.

El lunes, el diputado nacional Sergio Leavy se reunió con el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Catalano, para plantearle sus dudas respecto del sistema de voto electrónico. "Es un sistema a perfeccionar y hay personas que tienen temor de votar con ese sistema", sostuvo el legislador del Frente para la Victoria.

"Cuando el río suena, agua lleva", dice un conocido refrán. Días atrás, el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Godoy, afirmó en el programa El Acople Informativo que "definitivamente hay que discutir voto electrónico o papel" y remarcó que Salta "se ahorraría muchos millones de pesos". El tema movió fuerte el avispero esta semana. En el núcleo político de Gustavo Sáenz, el tema no cayó bien. El lunes, Ricardo Villada, secretario de Gobierno municipal, utilizó Twitter para mostrar el descontento. "Con total obscenidad Godoy pretende modificar a días de las #elecciones el sistema electoral. Nos hablaron maravillas del voto electrónico y ahora pretenden convencer que mejor es volver al papel / @UrtubeyJM (cuenta del gobernador Juan Manuel Urtubey) permitirá que se elimine el sistema que él propuso para todo el país?", escribió en la red social.

Cautela

"Es una posibilidad", deslizó, en una opinión personal, el secretario de Gobierno de la Provincia, Santiago Godoy, sobre unificar los comicios, tanto para los cargos nacionales como los provinciales, con el sistema de voto de papel.

No obstante, aclaró que no hay una decisión tomada. El planteo que suena fuerte entre los legisladores luego deberá ser analizado en conjunto con la Justicia Federal. Nadie más del Grand Bourg se pronunció al respecto.

Elecciones concurrentes es el término que usa la Justicia Federal para referirse a aquellas en las que se vota utilizando simultáneamente los sistemas de papel y electrónico, como viene sucediendo en Salta en los últimos años.

Si bien desde 2011 en la provincia ya se utilizaron ambos sistemas simultáneamente, en 2017 solo había dos categorías nacionales y, este año, son cinco: presidente, diputados nacionales, senadores nacionales, Parlasur nacional y Parlasur regional.

A nivel provincial, las categorías son gobernador, intendente, diputados provinciales, senadores provinciales en algunos departamentos y concejales.

Duras críticas

Desde que se implementó en 2011, la boleta única electrónica sumó fuertes críticas no solo de sectores políticos, sino también de especialistas en informática. A nivel nacional, Cambiemos, por cierto, no pudo avanzar con la implementación de ese sistema.

En el país son pocos los distritos que usan el voto electrónico. En Neuquén se sufragó con un sistema similar al de Salta, mientras que a fines del año pasado Tierra del Fuego, por ejemplo, descartó no solo tener elecciones PASO sino la aplicación del voto electrónico, pese a que había sido impulsado desde el oficialismo.

Tras conocer la iniciativa del diputado Ábalos de instaurar la boleta única de papel, Diego Saravia, profesor e investigador de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), explicó hace días en una nota con El Tribuno que este es un sistema que tiene "varias ventajas" en relación con el voto de papel tradicional y el voto electrónico.

"Es un sistema con el que no se puede robar la boleta porque es una sola y no hay una interferencia de una máquina al momento de votar, así que no hay forma de que haya terceras partes o que, de alguna forma, se arme algún fraude. Tiene muchas ventajas, pero fundamentalmente preserva el secreto del voto. Uno de los grandes problemas del voto electrónico es que esto es manipulable", afirmó Saravia.

El reconocido experto en informática Javier Smaldone y el ingeniero Jorge Ramírez plantearon en una disertación que se realizó el 27 de febrero en el salón de la Sociedad Italiana que el sistema que se utiliza en Salta es "fácilmente saboteable". Entre otros puntos, además, hicieron notar que no garantiza el secreto del sufragio.

"¿Como se puede auditar el código fuente si son unas 15 mil líneas? Para eso es necesario que trabajen cinco informáticos que se dediquen a esa especialidad y que trabajen con todos sus elementos al menos un mes", explicó Smaldone.

Defensa del sistema

El secretario de Gobierno, Santiago Godoy, rechazó de plano que si en la Legislatura avanza un proyecto para volver al voto en papel tenga que ver con las repetitivas denuncias en torno a la supuesta vulnerabilidad. "Está más que probado el sistema de boleta única electrónica, más aún teniendo en cuenta que el conteo se hace de manera manual en todas las mesas, lo que le da más transparencia", aseveró el funcionario.

Mientras se recalienta la discusión entre los sectores políticos sobre el futuro del instrumento para sufragar, avanza en el Poder Judicial el llamado a licitación para la boleta electrónica. De hecho, el viernes se realizará la apertura de sobres. Ese procedimiento sigue firme. .

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...