Gimnasia deberá gestar algo inédito para asegurar la permanencia y zafar

Gimnasia y Tiro se complicó solo y perdió dos puntos ante San Martín de Formosa, que le pueden costar muy caros, hasta la permanencia, por impericia propia, por la ausencia de convicción de algunos de sus ejecutores en los últimos metros y, en gran parte, también por la escasa fortuna y por la muralla infranqueable que resultó ser su verdugo, Iván Gorosito, el arquero que recibió 23 goles en contra en la primera fase del Federal A, pero que mutó en el héroe impermeable que Salvador Ragusa empapó de confianza y que le impidió al albo quedarse con un pie y medio adentro de la categoría.

Y pese a las especulaciones previas el árbitro tucumano Lobo Medina no descolgó del ángulo con impresionantes reflejos la palomita de Roggio ni estuvo en los botines de Iturrieta ni en la cabeza de Riera en aquellos tibios remates que podrían haber cambiado la historia. Inclinó por momentos la cancha para la visita, llenó de amarillas a la defensa local, favoreció al franjeado en todas las divididas y predispuso al hincha, sí, pero no influyó ni fue decisivo en el resultado de un Gimnasia que tuvo pasajes de buen fútbol, que se llevó por delante a su rival con garra y actitud, pero que no le alcanzó.

Ahora, Gimnasia que deberá dar vuelta la página en una circunstancia que no parece ser nada favorable, al menos por sus antecedentes inmediatos. El albo todavía depende del albo, pero esa siempre será un arma de doble filo. El equipo de Ramasco buscará su salvación definitiva y desterrar el fantasma del descenso dentro de 48 horas, en el contexto en el que más incómodo se sintió, en el peor de los escenarios posibles, donde siempre padeció, donde no ganó nunca: jugando de visitante, esta vez en Misiones frente a Crucero del Norte. Allí deberá ganar para evitar escribir otro capítulo triste en la historia del fútbol salteño, para gambetear el estrés y la tortura de tener que definir su permanencia o su descenso en 90 minutos ante su acérrimo rival Juventud Antoniana, en caso de vencer a Zapla y llegar con vida al fatídico 24 de marzo.

La realidad fáctica marca que la campaña de Gimnasia como visitante en este torneo es una de las peores de todos los tiempos: no ganó ni un solo partido, empató uno y perdió 8 (en 4 de ellos fue vapuleado por goleada), recibió 21 goles en apenas 9 partidos y solo convirtió 2.

Con este panorama y el agravante del punto más álgido de presión, ¿podrá el grupo desterrar el karma en el partido más importante del año y uno de los más decisivos de su historia?
 

Recupera a un "guía"

Pablo Motta, que cumplió su suspensión ante San Martín de Formosa, sorprendió a todos en la noche del miércoles en el Gigante del Norte, viviendo el partido con los nervios a flor de piel en la cabecera de las instalaciones del Gigante del Norte.

Les habló y arengó constantemente a sus compañeros, caminó por todo el pasillo de la tribuna, dio indicaciones y hasta se trepó en el alambrado tras el gol de Morete, en ese mismo arco. Junto a él estuvieron Fabio Giménez y Álvaro Cazula, también suspendidos.

El “Gato”, junto a Giménez, retornarán al equipo para la final por la permanencia de pasado mañana en Misiones. Quien no podrá ser de la partida es Pablo Agüero, por llegar a las cinco amarillas. Tras el ensayo futbolístico de hoy, el grupo viajará esta noche vía terrestre rumbo a Posadas.

 

La campaña de Gimnasia fuera de Salta, partido por partido

Fase regular

1º fecha:
Crucero 2 - Gimnasia 0

5º fecha
A.H. Zapla 2 - Gimnasia 1

8º fecha
Boca Unidos 2 - Gimnasia 0

11º fecha
San Jorge 3 - Gimnasia 0

13º fecha
Sarmiento 3 - Gimnasia 0

15º fecha
San Martín 1 - Gimnasia 1

18º fecha
Chaco F.Ever 3 - Gimnasia 0

----

Fase Reválida

3º fecha
San Martín 4 - Gimnasia 0

6º fecha
A.H. Zapla 1 - Gimnasia 0
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...