San Antonio de los Cobres
Grandes anuncios en la Feria de la Llama en Pastos Grandes
El intendente Leopoldo Salva dijo que gestiona adquirir un matadero móvil para ganado menor.

La Fiesta de Llama en Santa Rosa de los Pastos Grandes tuvo su VI edición de la expo "El futuro me llama", con un éxito contundente.

El Tribuno estuvo invitado para todas las actividades que se realizaron entre el viernes y sábado con gran cantidad de visitantes. Las mismas estuvieron organizadas por la Comunidad Kolla Andina del lugar, la Municipalidad de San Antonio de los Cobres y la Secretaría de Asuntos Agrarios, dependiente del Ministerio de Producción de Salta, el INTA y la minera Eramine Sudamérica.

Santa Rosa de los Pastos Grandes está ubicada a unos 60 kilómetros de San Antonio, en plena Puna salteña, a los pies del nevado del Kewar. Es un valle de altura, extenso de norte a sur, bendecido con mucha agua de las montañas y con una vegetación increíble; allí están los mejores camélidos de Salta y Latinoamérica.

En la primera jornada, la del viernes, técnicos veterinarios y comunidad recibieron a los pequeños productores que llegaron desde todos los parajes de la Puna con sus mejores ejemplares. La llama es un animal que puede caminar hasta 25 kilómetros sin comida ni bebida. Seguramente en el recibimiento de los animales ya estaban jugados los destinos, porque los profesionales del INTA tienen el ojo clínico. La jornada de definiciones fue la del sábado, que arrancó a las 9 con una ceremonia para la Pachamama.

Kevin Cruz fue el encargado de pedir permiso a la Madre Tierra para comenzar las actividades. Acompañó la secretaria de Turismo municipal, Azucena Salva.

"Es la primera vez que vienen turistas. Estamos felices por la convocatoria", dijo Salva. Luego cada productor mostró los estandartes que trajeron desde sus parajes. Hubo un desfile y se eligió al mejor, elogio que recayó en Condorhuasi.

"Estos estandartes son únicos en el mundo, como también los animales que aquí se exponen y compiten", dijo la presidente de la Comunidad Kolla Andina y directora de la escuela 4.565, Dionisia Rodríguez.

Luego fueron los actos protocolares, con izamiento de banderas e Himno Nacional.

En los discursos se destacó el intendente de San Antonio, Leopoldo Salva, quien anunció el comienzo de los trámites para comprar un "matadero móvil".

"Nosotros sabemos que nuestro futuro está en las llamas; es política municipal. Queremos llegar a las góndolas de los supermercados, a los hoteles y restaurantes de todos lados. Es por eso que ya nos estuvimos informando y vemos que la mejor opción es comenzar a gestionar un matadero móvil para ganado menor. Nosotros necesitamos eso, porque nuestros productores son pequeños y no podemos pedirles que vayan a faenar a un determinado lugar. Nosotros tenemos que llegar a cada paraje con el matadero, por eso debe ser móvil", dijo Salva.

Luego se abrieron los corrales y todos los presentes pudieron apreciar los animales, tan dóciles que se podían acariciar.

Luego del mediodía hubo concurso de anchi, de empanadas y de esquilada. Después siguieron las cinchadas, pruebas con hondas y hilados con pusca. Luego hubo degustación de asado de llama, donde sin dudas todos los aplausos fueron para Adrián Morales, que como asador es el mejor.

Claro que la carne fue de Laura Casimiro, quien también recibió todos los aplausos por sus chorizos de llama.