Miguel Zavaleta, referente del rock nacional en Salta

 

 Es, sin duda, uno de los héroes del rock nacional. Y fue uno de sus primeros autores importantes, cuando terminaba la década del 70 y comenzaban los locos 80, años que lo tuvieron entre sus protagonistas de primera línea. Décadas después, sus canciones siguen emocionando desde la radio. Y aún así, es un desconocido para muchos de sus comprovincianos. Hoy, Miguel Zavaleta sigue componiendo y tocando.
Por eso en la Escuela de Música Popular “Cuchi” Leguizamón, Sarmiento 985, el viernes y el sábado desde las 18 y hasta las 21, dictará una clínica de canto. También el viernes ofrecerá el recital “Íntimo y anecdótico” en el Café Mitre (Mitre 368).
Con tantos años entrañables acompañando momentos especiales con “El anda diciendo”, “Amanece en la ruta”, “Extraño ser” y otros íconos de la canción argentina, Miguel Zavaleta forma parte de la vida de muchas personas. “Nunca quise ser famoso. Lo único que siempre quise en mi vida fue tener un romance verdadero”, asegura.
“Por ahora sigo estudiando y practicando, creciendo para llegar a ser el artista que siempre quise ser”, cuenta sobre su presente. “Ahora la música popular es otra porque los jóvenes son otros. Y la canción no es lo que hoy está en boga. Yo comencé en los 70, cuando el rock alcanzó su punto más alto. El rock que a mí me gustaba, del que me enamoré, murió hace más de 30 años. No de un día para el otro, tuvo una larga agonía, pero fue la expresión de un momento especial, con un grupo de artistas que coincidió con un público que también era especial. Fue algo único. Compartíamos entre músicos y público, un viaje que se iba potenciando. Eso permitió que se desarrolle una música que fue de gran calidad. El rock, ahora, dejó de ser popular”, sentencia el músico.
Si bien Miguel siempre compuso sus canciones, junto al grupo Suéter llegó a la popularidad en los años 80. Con esa agrupación, compartió la escena junto a otras bandas icónicas del rock como Soda Stéreo.
“Ya no se hacen canciones. Ahora hay fantasías musicales. Ritmos y mucho bla blá. El charle pasó al frente y la música dejó de ser importante para hacer un disco. Nosotros estábamos convencidos de que podíamos hacer cualquier cosa. Hasta que comenzó la decadencia del rock a finales de los 80. Hoy podemos tener idea de la magia que se dio entonces escuchando esa música. Fue importante, pero fue... Hoy, lo que puedo decir, es que finalmente, cuando pensé que mi tren ya se había ido, tuve el romance verdadero que siempre busqué”, dice Miguel.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...