Guaymás: “El fútbol salteño es un infierno y necesitábamos una bofetada”

¿Qué le pasó al fútbol salteño?
Como gremialista y como funcionario público te digo que me llevás al tema más problemático de todos, el presente del fútbol salteño. Es como que me lleves a pescar al Amazonas. El fútbol salteño es un infierno, tocamos fondo y esta es una bofetada que necesitábamos para dejar la soberbia de lado y reconstruirnos en serio después de tantos errores.

En tiempos en los que se analiza mucho y se buscan culpables, ¿de quién es la mayor responsabilidad?
La culpa es de todos, pero para mí la principal responsabilidad es no haber llevado adelante políticas de Estado que favorezcan al fútbol y al deporte en general en 12 años de Gobierno. No se hizo nada en ninguna disciplina, mucho menos en el fútbol. Hablame de un boxeador puramente salteño que haya trascendido en los últimos diez años. Invirtieron mal la plata en el básquet. ¿Qué disciplina creció sostenidamente como política de Estado provincial? Nunca se hizo un trabajo serio. Fijate que en Juventud está metido el gobierno y su entorno, ¿y cómo terminó? Destruyeron el fútbol. Yo tuve la posibilidad de trabajar desde adentro, me pusieron una urna trucha (en las elecciones del santo en 2011) que nos puso en carrera cuando teníamos todo para ganar, pero impugnaron, se metió la Justicia, intervinieron Juventud y ahí comenzó la debacle. Pese a ello seguimos aportando. El deporte en Salta es un desastre porque no hay un mínimo compromiso con el deportista de acá, les dan 2 pesos para competir afuera. Y en el fútbol los chicos salteños no pueden competir porque no se hicieron políticas para contenerlos. 

Es una pena, pero prácticamente hemos desaparecido del mapa futbolístico. Una plaza que supo ser fuerte en el norte...
Es así. Pero mirá Tucumán con equipos en Primera y hasta jugando la Libertadores. Mirá Jujuy, con un único equipo que se mantiene desde hace años en la B Nacional. Las canchas se llenan, todos suman, todos pagan su entrada, todos ayudan a sus clubes. Acá lo único que hacen es tratar mal a la gente que va a la cancha, prohibir el color, prohibir las banderas. Que digan la verdad, que son incapaces de poder controlar la violencia. Le quitaron la mística al fútbol y así nos fue. A la cancha hoy entrás o no por portación de rostro, te ven coqueando y no entrás. ¿No hay portación de rostro también para los políticos? Así como destruyeron los partidos, también destruyeron el fútbol.

¿Se tocó fondo con los descensos de Juventud y Gimnasia? ¿O ya se había tocado antes y no nos dimos cuenta?
Ya lo destruyeron antes, solo hacía falta que nos dieran esta bofetada para que reaccionemos de una vez por todas. Hubo mucha irresponsabilidad y también falta de responsabilidad de los clubes. ¿Hoy qué influencia tienen en AFA? Lo que pasó es malo, pero nos puede hacer bien si recapacitamos, reflexionamos y de una vez por todas se hace un buen trabajo con las inferiores y dejen de traer tantos jugadores de afuera. Los que vengan deberían cobrar por productividad: a los delanteros por los goles que hacen, a los técnicos por resultados. Se fomentó que no haya compromiso en la competencia y por los chicos que vienen de abajo nadie se preocupa, nadie les da un buen ejemplo, no hay capacitación para que los chicos estén bien. Acá ni una hinchada podemos organizar, se fomentó la división. Y los clubes deben nutrirse de socios que paguen la cuota y también se comprometan

¿No presagia un cambio en el corto plazo?
Como decía, bienvenido sea esto para que arranquemos de atrás y tomemos impulso. Grandes países como Alemania resurgieron después de guerras y epidemias. Ojalá que los dirigentes de los clubes reflexionen y se empiecen a hacer gestiones que valgan la pena, que el gobierno que venga apoye. Lo primero que debemos potenciar son las inferiores, ahí los clubes van a crecer, con jugadores que sientan y transpiren la camiseta. Hay dirigentes que le echan la culpa a la Liga Salteña por su propia falta de capacidad y gestión, pero tocamos fondo y no podemos echarle la culpa a la Liga.
 

Quiere ayudar

Guaymás dijo también en diálogo con El Tribuno que está dispuesto a ayudar desde su lugar de hombre público y sus contactos con el titular de AFA, Claudio Tapia. “Como salteño y como dirigente con contactos haré siempre todo lo que esté a mi alcance para que el fútbol salteño salga de este estancamiento, pero para cualquier club de Salta o el interior, para que los chicos salgan del flagelo”, expresó el dirigente, que no descartó en un futuro volver a buscar la presidencia del santo.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...