Ex lotes 55 y 14: familias criollas y aborígenes piden acelerar el proceso

Familias criollas y representantes de comunidades aborígenes expresaron ante los jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que visitan la provincia, sus pedidos de que se aceleren los procesos para que se resuelva el histórico conflicto de tierras de los ex lotes fiscales 55 y 14.

A fines de febrero, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos derivó el caso a la CIDH. El 14 de marzo, durante una audiencia pública en la sede del organismo en Costa Rica, los magistrados confirmaron que realizarían un recorrido por el territorio.

Los jueces de la Corte Interamericana arribaron ayer a primera hora de la mañana a Mosconi en el avión provincial. Los magistrados tuvieron una agenda cargada. Mantuvieron reuniones con los caciques que conforman la organización indígena Lhaka Honhat, criollos y aborígenes que se separaron de la asociación que nuclea a los originarios.

La llegada de los magistrados causó una gran expectativa entre las partes involucradas en el conflicto territorial más grande que enfrenta Argentina, en el que se disputan 645.000 hectáreas.

Las comunidades aborígenes representadas por Lhaka Honhat reclaman el título único de 400.000 hectáreas y los criollos, la otra parte involucrada, quieren su relocalización en otras 243 mil.

Los jueces de la Corte, Humberto Antonio Sierra Porto y Patricio Pazmiño Freire, llegaron a la provincia para "medir el nivel de cumplimiento" que tiene sentencia de la Corte sobre el tema.

Durante su recorrido, la principal demanda que encontraron de las partes involucradas es que los acuerdos se sigan profundizando, que los trabajos se aceleren y que las relocalizaciones de criollos se haga con más agilidad.

El Tribuno dialogó con Edith Cruz, ministra de Asuntos Indígenas de la Provincia, quien expresó que los miembros de Lhaka Honhat manifestaron ante los jueces su reclamo por la demora que se generó durante el proceso. El pedido se hizo durante una asamblea que reunió a un gran número de caciques.

"Luego de la reunión, nos fuimos a recorrer la zona donde se encuentran los alambrados, que ellos manifiestan que los criollos no sacaron, y que les impiden recorrer el monte para desarrollar sus actividades", explicó la funcionaria.

Las familias aborígenes pudieron expresar su opinión sobre cómo ven esta instancia y cómo se vino trabajando durante estos años. Los jueces de la Corte escucharon atentamente a todas las partes involucradas.

"Una de las cosas principales que hay que destacar es que los pueblos originarios quieren seguir trabajando en los acuerdos de parte. Han destacado todo lo que se ha venido haciendo desde la mesa de gestión, el trabajo criollo y originario, donde se lograron varios acuerdos para la reubicación de los criollos", señaló Cruz.

La funcionaria explicó que también hay que acompañar a los criollos en la relocalización y que se necesita una inversión para el traslado. "No es decir, "ya está tu relocalización', cuando ellos están acostumbrados a hacer una ganadería a cielo abierto y ahora tienen que cambiar su forma de tratar al ganado, acotándose a las hectáreas que les toquen", afirmó la funcionaria.

Piden que delimiten sus terrenos

Criollos quieren saber dónde van a vivir. La indefinición impide progresar.

Javier Romero, presidente de la organización de familias criollas, agradeció que los jueces de la Corte llegaran para escuchar sus posturas en el conflicto de tierras de los ex lotes fiscales. Según sus palabras, los criollos nunca tuvieron relación con las autoridades de este proceso. 

“Nosotros nunca fuimos parte de este problema. Fuimos más parte de la solución, pero nunca tuvimos un diálogo con las autoridades que toman la decisión tan importante como delimitación y todo lo que se decida a través de la Corte. Por suerte, vinieron a escuchar la otra voz”, contó.

Romero representa a más de 400 familias y asegura que todas están “con el mismo problema”, que es el de la postergación que enfrentan al no delimitarse sus terrenos. “Si no tenes definido tu terreno ¿cómo podes hacer las mejoras?”, preguntó el titular de la organización.

El referente asoció esta realidad a “políticas públicas que no vienen siendo las mejores para nosotros, que somos pequeños productores”.

“El no definir un título, el no darles las garantías de ese espacio de cada familia y que no se delimite eso, implica que no podés avanzar”, comentó.

El presidente de la organización expresó que, por esta postergación, ya hay familias de criollos que desertaron del lugar.

Además, denunció que no se están realizando inversiones y remarcó que todo se debe a la indefinición sobre el espacio para cada familia.

“Nosotros pedimos respeto y también ser escuchados”

Los jueces se reunieron con caciques que no están con Lhaka Honhat.

Los magistrados internacionales escucharon las exposiciones. 

Francisco Gómez es cacique toba, vive en la comunidad de Monte Carmelo y decidió no formar parte de la asociación Lhaka Honhat. En diálogo con El Tribuno, comentó que ayer tuvo la oportunidad de contar cuál es la situación que están viviendo por el tema de la tierra ante referentes de la Corte IDH.

“La asociación Lhaka Honhat siempre hace su petición: que quiere el título único para todas las comunidades de los ex lotes fiscales. Pero no todas las comunidades estamos representadas por esta institución, es por eso que expresamos esta inquietud a los señores jueces para que tengan en cuenta lo que pensamos nosotros”, expresó el cacique.

Las familias originarias que no están vinculadas a Lhaka Honhat quieren un título comunitario y no un título único, como reclama la organización que lidera Francisco Pérez. 

“Con el correr de los años, nos enteramos de que Lhaka Honhat está pidiendo el título único para todas las comunidades, nosotros vemos que no es conveniente porque no podemos ser manejados por gente de afuera, no puede manejarme alguien que venga de afuera mi casa”, dijo Francisco Gómez.

Lo que están pidiendo las comunidades que no están agrupadas con Lhaka Honhat es ser respetadas y que su palabra sea escuchada. 

“Nosotros somos caciques y cada comunidad tiene su forma de pensar. Queremos esto para que el día de mañana no tengamos inconvenientes”, finalizó el cacique toba. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...