Proponen realizar  una auditoría en la  Junta Calificadora

"Lo primero que se debe hacer en la Junta Calificadora es una auditoría general en todas las salas para ver qué es lo que se hizo en los últimos años", manifestó el profesor Daniel Ordóñez, apoderado de la lista 7 rosa bautizada como "Transparencia Docente". La lista rosa es una de las nueve alternativas que el próximo 31 de mayo disputará en las urnas la conducción de la Junta Calificadora de Méritos y Disciplina de Salta, hoy envuelta en un escándalo por múltiples denuncias de falsificación de datos y títulos de docentes.

La Junta es un órgano colegiado que tiene la función de evaluar el ingreso, la permanencia y los ascensos a lo largo de la carrera docente. También está entre sus roles el de determinar la aplicación de las sanciones.

"Transparencia Docente" está integrada en su mayoría por educadores del interior que aseguran ser "independientes" y no tener relación con ningún sector partidario ni gremial. Aspiran a la sala A, que corresponde a primaria: Nidia del Valle Salvat (Coronel Moldes), Noemí del Valle Zelaya (Orán), y como suplentes, Gustavo Sergio Ortega (Guachipas) y María Cruz de El Carril.

En la sala B de educación técnica, son candidatos: Inés Espilocín (Tartagal), Valeria Flores (Guachipas), y los suplentes Viviana Aguilar Moreno (Cerrillos) y Rafael Sángari de Campo Quijano. Por último, para la sala C que se encarga de los docentes del nivel secundario se postulan Marcela Rey Camaño y Gabriela Vistas de la capital salteña. Como suplentes están Raúl Nieva, de La Viña, y José Ignacio Ramos, de Capital.

Pese a que las papas queman, por primera vez hay nueve listas participando de las elecciones de este órgano, actualmente en manos de la Asociación Docente Provincial (ADP), que atraviesa una tremenda crisis sindical y afronta denuncias por supuestos desmanejos económicos.

La votación será por sistema D'Hont, que determina la cantidad de cargos que obtiene cada fracción. Por lo que el sector confía que se logre una representación variada.

A los candidatos docentes de la lista rosa los unió el "hartazgo" de que siempre un solo gremio gana las elecciones en la Junta y después lo usa política y gremialmente. "Hay que ver la forma de que todo se normalice de una vez por todas, dejar de lado los gremios y partidos políticos y pensar en la realidad del docente, en las necesidades que tiene, en cómo puede ir avanzando en su carrera", planteó Daniel Ordóñez.

Ante el panorama, agregó que "está todo muy mal, la Junta perdió la credibilidad y muchos de los cuestionamientos desgraciadamente son ciertos, no puedo echarle la culpa a una sola persona, a una sola sala, creo que se actuó en conjunto, se ha manipulado de una manera grosera, nunca se habían dado desmanejos de este tipo y en desmedro de la carrera docente".

Títulos truchos

Sobre las denuncias de títulos truchos, Daniel Ordóñez, que años atrás estuvo a cargo de la oficina de la Unión de Docentes Argentinos de Salta, lanzó: “Sí hay títulos truchos, es evidente que el gremio que estaba manejando la Junta hizo todo lo imposible para tratar de tener mayor cantidad de afiliados cobrando cierto dinero a gente sin título y que quería ingresar al sistema educativo”.
Pero eso no es todo y el apoderado de la lista rosa fue más allá. Sacó a la luz otra realidad que es vox populi entre los docentes. “Muchos presentan anualmente entre 300, 400 y 500 puntos por capacitaciones, humanamente es imposible hacer tantos cursos en un solo año. Nunca hubo un control, hay desmanejos, nadie ha tenido la sutileza de decir veamos si este docente que tiene determinada cantidad de puntaje cómo lo ha logrado”, cuestionó. 
Incluso agregó: “Sabemos que hay cursos que se hicieron en un mismo día y horario; es hora de hacer cumplir la normativa”. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...