El mes pasado se cumplieron cien años de la creación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Surgió como parte del Tratado de Versalles que terminó con la Primera Guerra Mundial y reflejó la convicción de que la justicia social es esencial para alcanzar una paz universal y permanente. En ese marco, su Constitución fue elaborada entre enero y abril de 1919 por una Comisión del Trabajo establecida por la Conferencia de Paz, que se reunió por primera vez en París y luego en Versalles. La comisión fue presidida por Samuel Gompers, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo (AFL), legendario personaje que se mantuvo al frente de esa Federación durante casi 40 años. Su política era conocida como "bread anda butter" (pan y manteca), totalmente desprovista de ideología o reivindicaciones clasistas, procurado solo aumentos salariales y mejores condiciones de trabajo.

Si bien el preámbulo de la Constitución de la OIT dice que las altas partes contratantes estaban "movidas por sentimientos de justicia y humanidad, así como por el deseo de asegurar la paz permanente en el mundo...", quizá en el fondo la idea respondiera a cuestiones más prosaicas: tratar de unificar la legislación para que los países industrialistas y desarrollados que estaban cediendo a las impostergables exigencias obreras (especialmente la jornada de 8 horas y salarios mínimos) no sufrieran la competencia "desleal" de los países subdesarrollados. Esta idea la encontramos veladamente explicitada en la misma Constitución, cuando hace referencia a: "Considerando que si cualquier nación no adoptare un régimen de trabajo realmente humano, esta omisión constituiría un obstáculo a los esfuerzos de otras naciones que deseen mejorar la suerte de los trabajadores en sus propios países". Las acciones en favor de una organización internacional que enfrentara temas laborales se iniciaron en el siglo XIX, y fueron lideradas por dos empresarios, Robert Owen (1771-1853), de Gales, y Daniel Legrand (1783-1859), de Francia. Legrand luchó por la supresión del trabajo infantil mientras que Owen fue también fundador del movimiento cooperativista.

Funcionamiento

La OIT está integrada en forma tripartita por representantes ejecutivos de los Estados miembros, los trabajadores y los empleadores. Y realiza su trabajo a través de tres órganos fundamentales:

1- La Conferencia Internacional del Trabajo establece las normas internacionales del trabajo y define las políticas generales de la Organización. La Conferencia, que también es denominada parlamento internacional del trabajo, se reúne una vez al año. Es también un foro para la discusión de cuestiones sociales y laborales fundamentales.

2- El Consejo de Administración es el órgano ejecutivo de la OIT y se reúne tres veces al año en Ginebra. Toma decisiones sobre la política de la OIT y establece el programa y el presupuesto, que después es sometido a la conferencia para su adopción.

3- La Oficina Internacional del Trabajo es la secretaría permanente. Es responsable por el conjunto de actividades de la OIT, que lleva a cabo bajo la supervisión del Consejo de Administración y la dirección del director general.

Objetivos

En el preámbulo se enumeraban las áreas que podrían ser mejoradas. Sorprende advertir que todas ellas constituyen, hoy, cien años después, "asignaturas pendientes":

* Reglamentación de las horas de trabajo, incluyendo la duración máxima de la jornada de trabajo y la semana.

* Reglamentación de la contratación de mano de obra, prevención del desempleo y el suministro de un salario digno.

* Protección del trabajador contra enfermedades o accidentes como consecuencia de su trabajo.

* Protección de niños, jóvenes y mujeres.

* Pensión de vejez e invalidez, protección de los intereses de los trabajadores ocupados en el extranjero.

* Reconocimiento del principio de igualdad de retribución en igualdad de condiciones.

* Reconocimiento del principio de libertad sindical.

* Organización de la enseñanza profesional y técnica, y otras medidas similares.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...