Lo atropellaron hace  cinco meses y nadie  se hizo cargo

Hace más de cinco meses, un 9 de diciembre cerca de las 21, un vehículo atropelló a un joven motociclista en la ruta 99 camino a Atocha. Según contó Valeria Ahumada, madre del joven arrollado, "desde entonces nadie se hizo cargo de los daños ocasionados. Facundo Rodríguez Issler es quien atropelló a mi hijo quebrándole los brazos, la pierna derecha y produciéndole una fractura expuesta", le dijo a El Tribuno la mujer indignada y desesperada.

Valeria sostuvo que a pesar del tiempo transcurrido su hijo sigue internado "sin poder caminar por la lesión que le quedó en su pierna. Le pedí a la señora María Gabriela de la Arena, dueña del auto y madre del joven que atropelló a Nahuel, que se hagan cargo y lo único que dijeron es que me contacte con la aseguradora La Segunda. Supuestamente iban a intervenir pero hasta el momento nadie lo hizo, pedí una mediación y tampoco se presentaron. Pido por favor que se haga justicia".

Valeria contó que el 9 de diciembre por la noche su hijo transitaba a bordo de una motocicleta cuando observó que un auto estaba parado, "él nunca imaginó que se iba a mover para girar en "U', lo chocó y mi hijo voló unos seis metros hacia el otro carril". Una mujer que manejaba en sentido contrario fue la que alertó a la policía y llamó una ambulancia. Luego "me dijo lo que había visto", expresó Ahumada.

La madre del damnificado apuntó que la ambulancia demoró unos 20 minutos, tras llegar el motociclista fue trasladado y operado de urgencia. "Nosotros cuando llegamos la ambulancia todavía no estaba, había peritos de la Policía haciendo su trabajo. Lo único que dijo el chico que atropelló a mi hijo fue que no lo vio y se quedó en un costado. Ni él ni su familia nunca nos preguntaron si necesitábamos algo". Valeria Ahumada sostuvo que le mandó un mensaje al causante del siniestro vial y le respondió su madre, "me puso que todo lo que quisiera reclamar lo hiciera con su aseguradora, entonces decidí hablar a mi abogada".

"Mi hijo está estudiando, cursa el cuarto año de la secundaria, y tenía pensado seguir estudiando para gendarme pero no va a poder por sus piernas, le pusieron clavos y placas y no podrá seguir haciendo ejercicios físicos. Jugaba al rugby en Tigres y tampoco podrá seguir, es un hecho que le cambió la vida, nos cambió la vida a todos en la familia. Yo me quedé sin trabajo por cuidarlo en el hospital, mi hijo sigue internado porque su cuerpo rechaza el material. Lo están por operar de nuevo, es mucho el sufrimiento a causa de ese accidente", expresó la mujer.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...