Marchas y  ollas  populares en Salta

El paro general contra el gobierno de Mauricio Macri fue contundente en la ciudad de Salta. Solo algunos comerciantes del centro se animaron a abrir sus puertas, pero cuando vieron que las ventas eran casi nulas decidieron, paulatinamente, ir cerrando por la tarde.

El movimiento fue muy distinto al de cualquier mañana de miércoles. Estuvieron cerrados los bancos, no funcionó el transporte público de media, corta y larga distancia, los chicos no fueron a la escuela, la universidad pública no funcionó y los hospitales estuvieron desiertos de pacientes.

El paisaje desolador estuvo acompañado por diferentes movilizaciones y ollas populares en las calles, que bloquearon el tránsito durante casi toda la mañana.

De esta manera, en la ciudad se sintió la medida de fuerza encabezada por la Confederación General del Trabajo (CGT) a nivel nacional en contra de las políticas económicas y de ajuste del Gobierno nacional.

En los hospitales hubo muy poca gente, casi nadie. Si bien el acatamiento al paro por parte de los profesionales de la salud fue escaso, incidió la falta de colectivos. El Hospital Público Materno Infantil estuvo vacío en comparación con cualquier día de semana y muchos consultorios estaban funcionando.

"Solo vendí dos diarios. Luego, ni un chupetín", dijo una empleada de un quiosco dentro de la terminal de ómnibus que, para llegar, tuvo que hacer un viaje en un remis, costeado por sus empleadores. Es por eso que los números no le dieron a ningún comerciante, ya que era evidente que no había consumidores en un contexto ya afectado por una fuerte baja en el consumo.

Las movilizaciones de las diferentes agrupaciones políticas y sindicales transformaron el tránsito en un caos inesperado, aun sin colectivos.

Las organizaciones de los barrios de zona oeste se congregaron en la encrucijada de la avenida Paraguay, Bélgica y Virgilio Tedín, para expresarse en contra de las políticas del Gobierno nacional y armar una olla popular en medio de la calle, que fue acompañada por los bocinazos de los conductores.

"La gente está con hambre, está sin empleo. Pedimos a gritos por trabajo. Tenemos bronca por la situación que ya no da para más. Si no logramos derrotar ahora a este Gobierno macrista nos esperan cuatro años peores y eso es lo que nosotros no queremos. No queremos que Macri gobierne cuatro años más", dijo Paola Aguado, quien representó a los barrios del oeste salteño en la columna de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

"Queremos un trabajo digno. Somos gente trabajadora. No somos gente mala", dijo Leonardo, otro de los manifestantes, quien remarcó que, en los últimos años, fueron muchos los que perdieron el trabajo por la crisis.

Esa olla popular congregó a familias de Villa Chartas, Villa Unidad, El Cambio, Sarmiento, Villa Esperanza e Isla Soledad.

Desde la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de La Rioja y Esteco, partió una columna hacia la plaza 9 de Julio con las organizaciones de la JP Evita, la CCC, Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) más referentes de merenderos y comedores comunitarios. En la plaza estuvieron también las entidades y partidos de izquierda con el Partido Obrero al frente.

En la intersección de la avenida Tavella y la ruta provincial 26 también se instalaron las organizaciones con una olla popular.

Por las movilizaciones, el tránsito en la ciudad quedó en punto muerto durante el mediodía y el aroma de la comida caliente para compartir inundó muchas calles.

Advertencias y menos basura en las calles

El sector de Camioneros que responde directamente a Hugo Moyano a nivel nacional y a Jorge Guaymás en Salta se adhirió por completo al paro. 
No hubo recolección de residuos ni servicios de limpieza general en la ciudad, ya que Agrotécnica dejó de trabajar desde las 21 del martes 28 hasta las 21 de ayer.
El director de Servicios Públicos de la Municipalidad de Salta, Normando Zúñiga, advirtió que el Tribunal de Faltas de la Municipalidad puede aplicar una multa de hasta 20.000 pesos para quienes saquen la basura justo en el día del paro.
Tras la difusión de esta información, en el centro no se vio la cantidad de basura que se acumulaba en paros anteriores.
Néstor Fabián, secretario del gremio de Judiciales Federales en Salta, se manifestó conforme con el acatamiento al paro en reclamo de un aumento salarial del 15 por ciento. En Ciudad Judicial, donde funcionan los tribunales provinciales, los empleados adhirieron con asistencia a los lugares de trabajo.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...