Los delegados analizan "punto por punto" la oferta

En la plaza 9 de Julio se vivió ayer la cuarta jornada consecutiva de medidas de fuerza de los docentes autoconvocados. El paro sigue siendo fuerte, tal como estaba previsto a partir de la asamblea de los docentes que no se sienten representados por ningún gremio, que se hizo en Rosario de la Frontera de el sábado pasado.

Pese a que algunos temían por el desgaste que se podía empezar a sentir, ayer se sumó el apoyo de los de nivel secundario, que comenzaban las clases luego de que los alumnos rindieran las materias previas.

Lunes, miércoles y viernes fue el turno de las mesas para los y las estudiantes que deben las materias previas. En los secundarios hubo actividad normal durante los exámenes extraordinarios. Los profesores eligieron tomar las evaluaciones y ayer se plegaron de lleno a los "maestros de la plaza".

En las instituciones de nivel medio hubo poca actividad. El principal punto que preocupa a sus docentes es el pago del impuesto a las ganancias. En la reunión del miércoles con el Gobierno, pusieron el tema sobre la mesa.

"Esta lucha es por todos los trabajadores de la educación, cada uno con su particularidad", dijo Orlando Reyes, delegado por Orán, y que trabaja en los ya casi extintos EGB de la Escuela Rural San Santiago de Cedral.

"Nosotros estamos siendo muy responsables y analizando punto por punto la propuesta del Gobierno. Ya no podemos cometer más errores porque los pagamos caro. A mi modo de ver, debemos exigir la cláusula gatillo que mes a mes se actualice con el índice de inflación oficial. Luego sí hubo un pequeño avance en el porcentaje que nos ofrecieron, pero falta que nos reconozcan los 1.100 pesos del Fondo Compensador", dijo el referente de la lista Dignidad Docente.

El ánimo de los referentes no es de tanto optimismo. Como mantienen un sistema asambleario, los delegados estarán reuniéndose por estos días con los trabajadores de bases en los pueblos y ciudades de cada uno para debatir y definir un mandato que luego llevarán a una asamblea provincial en donde se definirá la continuidad, o no, de las medidas de fuerza.

"Es una propuesta muy pobre", dijo Catalina Guerra, otra acampante de la plaza oriunda de Rosario de la Frontera.

"Nos enviaron un proyecto de titulaciones y nos dieron 24 horas para su análisis. Eso es tirarnos la pelota porque nadie puede analizar un proyecto en ese tiempo; menos una asamblea provincial. Lo bueno es que la ministra (Analía) Berruezo admitió que el decreto 974 fue un error de ellos", dijo la docente.

El "error" que señalan es el adelantamiento de una parte del aumento salarial previsto para agosto sin haber consultado a los docentes sobre sus pretensiones.

En marzo, el decreto 380, que fijaba una mejora escalonada del 38% para 2019, indicaba que en agosto la suba debía ser del 7,5%.

Hace unos días, el Gobierno anunció el adelantamiento de un 3,5% sobre ese 7,5% de agosto, pero que se realizaba por la quita del Fondo Compensador. Lo que dijo el Gobierno es que Provincia reconoce el dinero que deja de mandar Nación, pero en realidad no dice que al sueldo "no le mueve la aguja". Para agosto queda solo el 4 restante del 7,5% del decreto de marzo. Ahí estalló el conflicto, cuando todo subió: los servicios, la comida y el transporte y los docentes siguen con los mismos sueldos. Es por eso que ayer siguieron con fuerza las medidas del acampe, el paro y la marcha.

Ahora se habla de una “contrapropuesta”

Los delegados departamentales no son optimistas con la propuesta que llevan desde el Gobierno. Aseguran que el principal factor es la falta de una “cláusula gatillo”. Sin esa herramienta, creen que todos los meses van a tener salir a reclamar o quedarse a vivir en la incertidumbre de la inflación con la combinación de los porcentajes que deja de aportar el Gobierno de la Nación, por incentivo y fondo compensador, en virtud del pacto fiscal firmado en septiembre de 2018 por el Gobierno de Salta.

Muchos dirigentes y referentes locales venían anunciando las consecuencias del “ajuste” del Gobierno.

Por otro lado, las bases están sólidas esperando, en muchos casos al costado de la ruta, por una definición del conflicto.

En consecuencia, y como el horizonte se presenta complicado, algunos delegados ven la oportunidad de levantar la apuesta.

Se habla de una “contrapropuesta” que consista en exigir 10 puntos porcentuales por la redeterminación que ya se perdió y además mantener los porcentajes de noviembre y diciembre.

Agua

En otro sentido, los acampantes volvieron a reclamar tras la cuarta noche consecutiva en que se abrieron los aspersores que riegan la plaza 9 de Julio y mojaron las carpas de los manifestantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

¿Para qué vas a usar el aguinaldo?

Vacaciones
Pagar deuda
Consumo
Ahorro
ver resultados

Importante ahora

cargando...