Desde hace años dos  familias viven en  "guerra" en Bº Zapata

Los vecinos del barrio Diógenes Zapata, ubicado al norte de San José de Metán, están preocupados por las peleas que protagonizan desde hace dos años dos familias que tienen parientes en común; y en las que intervienen otras personas que llevan adelante verdaderas "batallas" campales, en las calles del grupo habitacional metanense.

Lo cierto es que los Sosa y los Giménez vienen realizando denuncias sobre distintos hechos de violencia y hasta por incendios intencionales.

La gente que reside en el barrio, que tuvo importante mejoras en materia de infraestructura en los últimos años, con obras de pavimento e iluminación de las calles, entre otras, están muy preocupados por una escalada de violencia, que motivan la permanente intervención de la Policía de la provincia y de la Justicia.

"Van a matar a alguien"

"Vuelan las piedras y es un peligro porque algún día van a matar a alguien. Esto no puede seguir en nuestro barrio, con la pelea de jóvenes y mayores y gente que viene de otros barrios a sumarse a estos graves incidentes", dijo un vecino a El Tribuno.

Los principales protagonistas son las familias Giménez y Sosa, quienes tienen parientes en común y cuyas casas colindan por los fondos, por lo que los problemas se agravan.

Silvia Sosa acusó a los integrantes de la familia Giménez de atacarlos en forma permanente. "Esto comenzó porque mi hijo Pedro Sosa, que era amigo de su primo, Iván Giménez, quien está detenido en la cárcel, le dijo que ya no se iba a juntar más con ellos porque tomaban y le pegaban a la gente y atacaban hasta a la Policía. Entonces mi hijo se alejó de Iván y de sus amigos y comenzaron las agresiones", dijo la mujer.

Preso por piromaníaco

"Además Renzo Giménez, otro miembro de esa familia, también está preso por quemarle la casa a mi hija Yoana Echazú, quien vive en el fondo de mi vivienda, que colinda con el fondo de los violentos Giménez", destacó Sosa.

"El lunes a la madrugada, a las 3.22, me vinieron a tirar piedras, a romper parte de una pared y a abollar el portón. Fueron los de la familia Giménez. Lo que pedimos es que la Fiscalía tome las medidas que corresponden porque nosotros no les hacemos nada. Pero siempre comienzan a molestarnos y a arrojar piedras, "hondazos' y a insultarnos. Hasta provocaron desmanes cuando estaba una consigna policial en la casa de ellos", dijo la vecina del barrio Diógenes Zapata.

Desastres en cada juntada

"Desde hace dos años no vivimos tranquilos. Pero ellos toman los fines de semana y cualquier otro día y hacen una juntadera de gente que provoca los incidentes. El problema es porque lo alejamos a mi hijo Pedro de ellos y ahora se tuvo que ir de nuestra casa por estos problemas. Un día hasta lo "empastillaron', le pegaron y lo dejaron tirado", relató Silvia Sosa.

El caso es que ningún vecino de los Sosa ni de los Giménez puede dormir tranquilo en el barrio.

La intervención de la Fiscalía Penal 2

Desde hace más de dos años la Fiscalía Penal 2 de Metán viene tomando una serie de medidas debido a los graves incidentes y la gran cantidad de denuncias que realizaron las familias Sosa y Giménez.
Hubo prohibiciones de acercamiento, detenciones, rondas periódicas y consignas policiales. Además, la fiscalía pidió la realización de una mediación pública compleja, en la que estuvieron las partes, casi un año, con un equipo de psicólogos y otros profesionales. Estaban a punto de terminar en buenos términos hasta que volvieron las peleas, amenazas, pedradas e incendios. Por lo que el procedimiento fracasó.

Tendría que irse alguna
La Justicia metanense cree que para que esto cese una de las familias se tendría que ir del barrio. Debido a que sus casas colindan por los fondos y los problemas son recurrentes. También se supo que la Fiscalía habló con la Municipalidad para tratar de conseguir una propiedad para que alguna de las familias en conflicto pueda mudarse. 
Pero todavía no hay novedades al respecto, teniendo en cuenta la difícil situación económica.
Mientras tanto,desde la Fiscalía de Metán, confirmaron que se siguen tomando medidas para tratar de frenar la ola de violencia que se viene repitiendo desde hace dos años, como consecuencia de la disputa entre las familias.
 

La versión de los Giménez es muy diferente

“El viernes pasado iba con mi hijo de 17 años en la moto y Pedro Sosa y un tal Chueco Paz, nos voltearon de la moto y comenzaron a pegarle a mi muchacho. Por eso nos pusieron una consigna policial que estuvo hasta el martes pasado”, dijo Marta Chávez.
“Los problemas vienen desde hace dos años porque le robaron una garrafa a mi hija, Inés Giménez, y de allí vienen los incidentes, con la violencia que cada vez es peor por parte de los Sosa. Corremos peligro y con nosotros viven mi hija que es discapacitada y mi nieto que tiene epilepsia. No respetan a nadie”, destacó la mujer.
“El policía que estaba de custodia en nuestra casa vio y pudo ser testigo de lo que estaba pasando cuando nos arrojaron piedras nuevamente el viernes. Son varias personas, entre ellas “Cholón” y su hermano Pedro, su madre Silvia Sosa y el esposo de ella, Juan Corvalán. Lamentablemente son familia de mi marido. El chico Pedro Sosa toma y se descontrola, ya no podemos vivir así”, dijo.
“Hemos hablado con Silvia Sosa, por lo que hace su hijo, pero ella ejerce siempre con la violencia y no trata de corregirlo. También entraron a la casa de mi hija, le taparon la boca y ella se defendió como pudo. Le querían quitar un secarropas y se llevaron otras cosas”, destacó Marta Chávez.
“Los Sosa generan problemas e inventan denuncias por eso mis hijos Iván y Renzo Giménez están presos”, concluyó.
 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...