El menor detenido no  declaró, mientras se  cierra el cerco sobre otros

Sobre los hombros de un menor de 15 años la Justicia salteña cargó -por el momento- el gravísimo delito de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía.

El crimen de la docente Sandra Silvia Palomo por el momento tiene un único detenido y un sinnúmero de hipótesis, que incluyen hasta las más descabelladas.

En menos de 24 horas el caso hizo declinar a dos defensores, quienes renunciaron por motivos estrictamente profesionales poco después de conocer algunos detalles del expediente penal en curso.

Tras el hallazgo del cuerpo trascendieron diversas versiones, incluso alguna de ellas hablaba de que el único detenido habría confesado.

Aún así, la abstención de declarar en la audiencia de imputación marcó que aun sabiendo de las pruebas colectadas hasta el momento sobre su participación en los hechos su silencio marcó una inflexión, dejando entrever la existencia de terceras personas vinculadas a la muerte de la docente.

Una fuente consultada ayer por El Tribuno señaló que se investigan varias líneas, pero una de ellas con mayor fuerza, y en ese contexto habría otras personas menudas implicadas en el crimen, sin descartar la participación de mayores.

Esa línea es la más complicada y sórdida, dijo el informante.

Se sabe ya sobre el derrotero de la camioneta en la mañana del sábado más los datos aportados a la policía por la propia familia sobre el movimiento del celular de la docente y muchas horas en las que la fuerza pública no pudo dar respuestas, a pesar de los supuestos soportes electrónicos y de seguridad adoptados en esta capital y sobre todo en el eje y accesos de las zonas norte/sur.

El crimen en sí conmocionó a toda la ciudad y el interior de la provincia, pero aún con la detención del menor aún no hay certeza sobre los verdaderos móviles que impulsaron al detenido y a sus supuestos cómplices a poner en marcha el plan criminal.

Una fuente dijo que se espera la citación o detención de varias personas cercanas al único detenido, y que por la condición de los sospechosos el robo en este caso estaría descartado como móvil del crimen.

La imputación

El único detenido es un adolescente de 15 años, quien fue imputado por el delito de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía, y fue asistido por abogados particulares.

El adolescente decidió no prestar declaración durante la audiencia del día martes y horas después renunciaron indeclinablemente los dos profesionales que lo asistieron.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, María Luján Sodero Calvet, finalmente imputó al adolescente de 15 años por el delito de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía en perjuicio de Sandra Silvia Palomo.

Durante la audiencia de imputación sí estuvo acompañado por abogados particulares, quienes manifestaron que se abstendría de declarar para así preparar una posible defensa.

En tanto, Sodero informó que ayer los profesionales renunciaron y se hizo cargo de la defensa un defensor oficial.

Ayer, personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales realizó una inspección y documentación de los elementos que se encontraban en el interior de la camioneta de la víctima, que permanece secuestrada. La medida contó con la presencia de la fiscal, familiares de Palomo, la defensa y testigos.

El robo se aleja del escenario

Trascendió que todo lo que se colectó hasta el momento nada conduce al delito de robo. 
Incluso la camioneta de la que fue despojada la víctima fue devuelta a las cercanías del domicilio de la misma. 
El vehículo está siendo minuciosamente peritado, ya que en él se podrían encontrar pruebas que lleven al esclarecimiento del verdadero móvil de una muerte que hasta el momento tiene visos de inexplicable.

Un pacto de silencio

Lo que se logró reconstruir del crimen de la docente solo son muestras parciales de un caso que tiene una parte aún no descifrada ni esclarecida.
La víctima fue ultimada por numerosas heridas de arma blanca, ninguna de ellas terminal, golpes y otras severidades, aunque se descartó el abuso sexual. La participación de otras personas en la escena del crimen no pudo ser confirmada, es más, una fuente aseguró a El Tribuno que habría terceras personas implicadas y que las mismas serían del grupo íntimo de amistades del único detenido.
El menor tiene solo 15 años y su detención se debe a que una cámara de video lo ubicó conduciendo la camioneta de la docente. Por el momento está sindicado como el autor de la muerte, aunque eso no está probado, porque se sospecha que en la escena del crimen tanto como en el interior de la camioneta o en el lugar del hallazgo habrían participado otras personas.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...