Cerrillanos castigados con tumbas,pobreza y un cruel abuso de poder

La falta de planificación urbana, la mezquindad para invertir en las ciudades de acuerdo a su crecimiento demográfico, la falta de visión de futuro y de políticas humanas, un día explotan con un cementerio improvisado en el fondo de las casas; con los vivos peleándoles espacios a los muertos; con una vecindad hedionda e indigna.

Lo que el uruguayo Pepe Mujica expresó como lección en estos días al retirarse del congreso empujado por la pandemia: "La política es la lucha por la felicidad humana", en Cerrillos no solo "suena a quimera", sino que a los dirigentes políticos de turno es lo que menos les interesa. Más bien están preocupados por arruinarles del todo la vida a los pobres, a los que no tienen para vestir ni comer, a los que pocos escuchan. Muchos se asentaron hace más de 25 años en terrenos municipales y ahora son llamados usurpadores por una conveniente y asimétrica imposición de poder. Resulta que la Municipalidad no tiene dónde enterrar a los muertos por coronavirus (ni por otra causa), ya que el histórico cementerio cerrillano está colapsado hace más de cuatro años, además de abandonado, y no encontró mejor lugar para instalar un cementerio precario que en el fondo de las casas de Villa Evita, a metros del barrio San José, a la vuelta del hospital Santa Teresita, cerca de un colegio secundario, en un terreno rellenado con escombros y basura que aún así nunca logró la factibilidad por ser una laguna cuando llueve. Igual, por la fuerza lo cercaron con lonas y, entre los escombros y la basura, ya sepultaron siete cuerpos aparentemente sin protocolos a juzgar por el fétido hedor que soportan los vecinos del camposanto, amenazados algunos por la comuna para retirarse del lugar donde viven hace décadas o de lo contrario deberán soportar la construcción de nichos encima de sus paredes, "contra la casa", como dijo Rosa, una vecina de Villa Evita.

Consultado el exdiputado Mario Ábalos sobre los dichos de la intendenta Yolanda Vega que lo aluden como agitador social en contra del cementerio, comentó: "Me acusa sin motivos. Los vecinos que tienen el cementerio sobre sus casas ahora viven ahí hace 25 años. Ella ahora los llama usurpadores porque quiere poner el cementerio donde ellos viven. Incluso Vega dijo que iba a instruir al fiscal penal de Cerrillos para que los desaloje. No sé qué poder tendrá la señora para avanzar sobre la Justicia y darle órdenes al fiscal".

  La vivienda y en sus fondos, la lona blanca delimita el improvisado cementerio municipal.

De la Provincia desde 2016

Ábalos echó luz sobre las cuestiones legales con respecto al terreno de la sucesión de la familia Velarde: "En el año 2007 la Cámara de Diputados aprueba la expropiación del predio, pero a los propietarios no les pagaron ni les informaron de esta cuestión nunca. Recién ahora con este escándalo le llegó el papel a la propietaria en forma no oficial, que dice que la Provincia tomó posesión de ese terreno en 2016, o sea durante la primera gestión de Yolanda Vega. En la ley de expropiación dice que se tiene que construir un cementerio y viviendas en el predio. Vega ignoró la ley, no se dio por enterada, nunca lo informó al Concejo Deliberante, ni estableció partidas presupuestarias para las obras ordenadas por la ley. O sea, nos acabamos de enterar todos, incluso la familia Velarde, que hasta ahora creía que el terreno era de su propiedad porque nunca se les avisó de la culminación del proceso de expropiación ni se les pagó".

Vale aclarar que en 2007 era senador por Cerrillos Alfredo Jorge (fallecido) y diputado, Omar Soches López.

$570 millones

Ábalos agregó: "Vega gobierna desde 2015 y ella podría haber informado al Concejo en 2016 de la posesión del predio, y haber solicitado a la Provincia los recursos para las obras que dice la ley. En su primera gestión recibió 570 millones de pesos entre coparticipación nacional, provincial, fondo federal de soja, emergencia crítica, cooperadora asistencial y recursos genuinos de impuestos. ¿Qué hizo con todo ese dinero? Nadie sabe porque ella no rinde cuentas y nunca responde a los pedidos de informe del Concejo Deliberante".

Lo cierto es que el exintendente Rubén Corimayo nunca pudo ejecutar la obra de ampliación del cementerio porque el predio se inunda todo y no le aprobaron jamás los estudios de factibilidad. "Es tan inundable el terreno que el agua llegó a entrar a la sala de internados del hospital. Incluso en villa Los Tarcos Este, los vecinos relatan que muchas veces vieron flotar cruces y gusanos que arrastró el agua desde el cementerio. En ese predio había un basural y también pusieron escombros para rellenar, pero no alcanzó para lograr la factibilidad y la gente que vive ahí se inunda siempre que llueve".

En declaraciones a medios locales, la intendenta de Cerrillos, Yolanda Vega, aseguró que hay apreciaciones malintencionadas por las obras que realiza la Municipalidad en el cementerio para fallecidos por COVID-19, y responsabilizó al exdiputado Mario Ábalos y a las familias asentadas en el predio. Al respecto, Ábalos opinó: "Ella da explicaciones en los medios cerrillanos y de Salta a los que ella les paga pauta y nadie opina ni pregunta, solo escuchan lo que ella dice. Al Concejo Deliberante también lo denigra y nunca le da explicaciones ni le responde los pedidos de informe. Esa es la realidad".

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...