"Mi hijo se fue sin decir la  verdad porque la amaba"

El miércoles 4 del corriente mes un fallo dictado por los jueces de la Sala VII del Tribunal de Juicio fue considerado histórico. Se trata del caso donde Ángela Beatriz Saravia, quien llegó a juicio acusada de haber asesinado a su marido, Luis López (28), fue absuelta por el beneficio de la duda. Hasta el momento el veredicto sentó un precedente en materia de violencia de género, sin embargo el fiscal, Ramiro Ramos Ossorio, irá a casación (apelará) lo resuelto por los magistrados María Livia Carabajal (presidente), Paola Marocco y Francisco Mascarello (vocales).

"Se tendría que haber llevado a cabo un juicio justo, no puede ser que una mujer que mienta y haga suponer que fue víctima de violencia de género termine balanceando a su favor un fallo. Es increíble, todavía no lo puedo creer. Frente al tremendo dolor que significa perder un hijo ahora se suma esta injusticia", sostuvo Norma Santillán en diálogo con El Tribuno. Para la madre de Luis López, a Bety "no le quedó otra que inventar e instalar una mentira tras otra, no tenía alternativa y lo consiguió".

El miércoles 4 de noviembre, luego de la lectura del veredicto, "tuve que salir por atrás del Poder Judicial porque las feministas festejaban y me gritaban en la cara; fue triste y muy doloroso tener que pasar por eso. Desde mi lugar de mujer no puedo creer cómo alguien puede alegrarse con la desgracia ajena, disfrutar con el dolor del otro. Un grupo de feministas se me burló en la cara, basurearon a mi hijo muerto, cosas que no se pueden creer", volvió a recordar la mujer.

Según el expediente de la causa, el 17 de diciembre de 2018, Luis Leonardo López (28) resultó apuñalado en su domicilio. Su pareja, Beatriz Saravia (35), dijo que se encontraban los dos consumiendo bebidas alcohólicas en el inmueble y que ella se ausentó para ir a la casa de su madre unos minutos. Sostuvo que, al regresar, encontró a López en el suelo, sangrando, lo llevó a la cama y llamó a la ambulancia.

López fue trasladado e internado en el hospital San Bernardo, donde ingresó en código rojo con una herida de arma blanca. Al cabo de agonizar varias semanas falleció en ese nosocomio el 24 de febrero de 2019. "Fue todo muy doloroso, primero porque pensábamos que él se iba a salvar, él mismo me decía que me quedara tranquila que iba a salir y, sin embargo, no pudo ser", dijo la madre de Luis López.

Acerca del crimen, que los jueces entendieron que terminó siendo en defensa propia, Norma Santillán apuntó: "Ella me lo mató a mi hijo a las 3.30 y recién a las 6.30 llamaron a la policía. Me hicieron ver un video donde a mi hijo lo bañaron, escondieron el cuchillo, le cambiaron la ropa. Todo eso tampoco sirvió un carajo, acá todos los hombres son una mierda. Inventaron todo, ella dijo que mi hijo le pegaba, incluso que le pegaba a los chicos cuando en realidad hasta el día de hoy los chicos ponen en el face "pa te extrañamos por qué te fuiste'".

  López con su madre, Norma Santillán.

La mujer no tiene dudas que apelarán el fallo, lo hará el fiscal dado que ella no se presentó como querellante. "Estoy muy desilusionada con la Justicia, nunca me imaginé algo así. ¿Cómo puede ser que la solución sea matar a alguien?, ¿y la Justicia? Sé que me van a criticar porque van a pensar que no estoy del lado de la mujer, no es así, soy mujer y nunca acepté ningún tipo de violencia. Pero también quiero que sepan que se trata de mi hijo, lo que dijo esa mujer fueron todas mentiras. Mi hijo la amaba tanto, tanto que se fue sin decir la verdad, y ella lo terminó ensuciando de la peor forma".

Norma reconoció que "una sola vez me vinieron a ver después de haberse peleado. Primero mi hijo tenía la cara ensangrentada porque ella le había tirado con un bloque. En otra oportunidad vino ella, con la cara morada me contó que le había hecho la denuncia. Le pregunté por qué no se separaban, le dije que así no podían seguir. Mi hijo me dijo que no iba a volver más y se fue a San Benito. Ella lo fue a buscar y se lo llevó a su casa".

Celos

Norma contó que Luis López dejó de ir a verla porque su esposa, Beatriz Saravia, empezó a sentir celos. "Él dejó de venir porque ella lo celaba con sus hermanas y conmigo. Luis era un amor, me decía "viejita te amo' y cosas así que muchas veces no es común entre un hijo y su madre. Ese era nuestra trato y ella, que nunca recibió algo así por parte de algún familiar, sintió celos".

"Nunca festejaría con el dolor ajeno, menos contra una madre que perdió a su hijo. En esa sala había dos mujeres clamando por justicia, ella -Bety- que mató a mi hijo, y yo que tuve que salir como una asesina por la puerta de atrás porque las feministas gritaban y festejaban, se burlaban en mi cara y la de mi familia. Esas mujeres tienen mucho odio, para ellas todos los hombres son una mierda. Obligaban a los planeros a ir a la movilización para pedir por la libertad de Bety. No puede ser, aquí mataron a un joven de 28 años y la Justicia dejó libre a la asesina por dudar que lo hizo en defensa propia. Una vergenza".

La semana pasada los jueces de la Sala VII dieron a conocer los fundamentos del fallo donde instalan la duda en cuanto si el momento del ataque fue ofensivo o defensivo, aludiendo que no se pudo establecer el contexto en que sucedió. Esto último abre un interrogante no menor dado que muchos hechos de este tipo, incluso los femicidios, ocurren puertas adentro, sin testigos.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...