El día que Maradona le tapó la boca al Loco Gatti

Aun cuando ya era una figura fulgurante en la Argentina y se había consagrado campeón mundial juvenil en Japón 1979, Diego Armando Maradona vivió tal vez su primera jornada épica en el fútbol local hace 40 años, en cancha de Vélez.

Ocurrió el domingo 9 de noviembre de 1980, por la 12ª fecha del Campeonato Nacional de ese año. Argentinos Juniors, dirigido en esos momentos por el Zurdo Miguel Ángel López y con un enrulado número 10 que ya era sensación, le ganaba 5-3 a Boca con 4 goles de Diego y una actuación memorable. 

En esa tarde en la que el estadio José Amalfitani lució abarrotado por el imán que ya transmitía su zurda mágica, Maradona le convirtió cuatro goles al club del que luego se declaró hincha fanático, y al que fue transferido, apenas unos meses después. 

Durante la semana previa al encuentro, Hugo Orlando Gatti, arquero e ídolo del elenco xeneize, había intentado “calentar el ambiente” y minimizar las condiciones que pudiera exhibir el posterior astro del fútbol mundial. El Loco, que nunca midió el impacto de sus declaraciones, había relativizado el talento del 10, argumentando que solo era “un buen jugador, pero un gordito”. 

Lo cierto es que ese día “el gordito” puso de rodillas a Gatti, marcándole 4 goles, dos de ellos de tiro libre, y el mismo Zurdo López relató años después la noche de la víspera. “Fui a la habitación del hotel y le dije a Diego: ‘Mire lo que piensa Gatti de usted’. Se volvió loco y me respondió: ‘Ahora le hago cuatro goles’”, rememoró el DT del bicho de ese entonces.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...