Denuncian corrupción, desvío de fondos y abuso de poder en la Policía

Horas antes de que se produzca el cambio en la Jefatura de la Policía provincial, el comisario José Vicente Quiroga, licenciado en Seguridad egresado de la Universidad de la Policía Federal, hizo pública la denuncia que realizó contra integrantes de la fuerza policial -varios de ellos de altos mandos- por el mal desempeño, presunta corrupción, desvío de fondos, malversación, fraude a la administración pública y abuso de poder, entre otros. Intervino la Fiscalía de la Unidad de Delitos Económicos y Complejos a cargo del doctor Leandro Flores.

Según el relato que el oficial jefe de la Policía de Salta, con jerarquía de comisario, expuso en diálogo con El Tribuno, que el año pasado lo designaron jefe de Eventos Deportivos, área “donde hicimos un muy buen trabajo”, reconoció y siguió: “El 25 de septiembre del 2019 me convocan para ser parte de un concurso, competencia o convocatoria como lo quiera llamar el actual subjefe para ocupar la Jefatura del Complejo Social, Deportivo y de Desarrollo Integral Almudena”.

Frente al resto de los proyectos presentados, “el 11 de noviembre del año pasado me avisan que mi trabajo reunía las condiciones de lo que pretendían. Mi proyecto presentaba 18 obras y diez gestiones que tenían que ver con funcionalizar el complejo y llevarlo a un club deportivo”, contó Quiroga. El 23 de diciembre asumió la jefatura del Complejo, recibiendo la división de manos del jefe saliente, el comisario mayor Carlos Liendro. “En ese momento el jefe saliente pretendía que le firmara el inventario del lugar, que no le recibí nada por supuesto y dejé todo asentado en el libro de guardias. A partir de ese momento empezó a ser todo una debacle”.

Menos de un mes

A poco de asumir, menos de un mes, en el Complejo Social y Deportivo Almudena, que la fuerza policial tiene como un lugar de esparcimiento, el comisario Quiroga empezó a enumerar “graves irregularidades”. En varias oportunidades liberaban fondos que luego no se correspondían con la obra en cuestión; policías que estando de servicio en Almudena no se presentaban en su lugar de trabajo, en connivencia con superiores se hacían firmar constancias de ingreso y salida en el libro de guardias; utilizar herramientas o bienes del Complejo para obras particulares de los policías; dudoso destino que tuvo una enorme cantidad de ladrillos (más de 25.000) y otra gran cantidad de fierros, entre otras irregularidades.

“Fueron situaciones que a uno lo pusieron en alerta porque soy policía, y porque jamás en toda mi carrera fui partícipe de ninguna sospecha, de ningún mal manejo de algo”, expresó José Quiroga. Frente al silencio de sus superiores y los organismos internos de la fuerza encargados en velar por la honorabilidad de la Policía provincial, el comisario elaboró un informe donde expuso toda la situación. Conocedor del universo policial, sabía que lo iban a trasladar a otro destino y así fue. Antes, “solicité la intervención de la Auditoría de la Provincia para que tomara conocimiento del caso, que el Organo Fiscalizador procediera a llamar una auditoría”.

El 6 de enero lo sacaron de Almudena y lo mandaron a la Comisaría 12, luego de estar 45 días en la primera gestión a cargo del Complejo. “El informe que había elaborado dio vueltas y pasó por manos de todos los jefes y coordinadores de la Policía para burlar mi prestigio o bien exponerme ante la situación. Me pregunto, ¿cuál era el fin de que el informe llegara a manos de todos los jefes?”, dejó el interrogante. 

Con la delación en el seno de la fuerza policial, el comisario José Quiroga fue objeto de ir y venir de una dependencia a otra, “un escrito firmado por la jefe de la Policía -Norma Morales- me negaba la posibilidad de volver al Complejo, sin embargo después me llegó otro que decía que debía volver, la verdad una burla”. Durante el presente año volvió por segunda vez al Complejo “pensando que se podían corregir errores pero no había pasado nada, todo seguía igual”. El comisario le puso énfasis al proyecto con el que ganó el concurso y en seis meses llevó a cabo cinco grandes obras.

COVID-19

La gota que “rebaso el vaso”, según Quiroga, en pos de la persecución que tuvo que soportar el comisario comenzó con la disolución de la División Eventos Deportivos, donde fue jefe y consiguió importantes logros que le significaron menciones especiales a nivel nacional. “Me entero que tenían intenciones de desmantelar la División de Eventos Deportivos, y todo porque estaba yo. Le dije a un general que si tenían que trasladar a alguien ese era yo, pero que no tocara al equipo de Eventos porque estaban comprometidos con investigaciones. No me dieron ni la hora, al poco tiempo fueron trasladados. Mi compañero, Nelson Gerónimo, se contagió con COVID-19 y murió. Un tipo con el que podía hablar horas, reírme y compartir, teníamos un excelente trato. Dejó a un hijo de tres años”.

A partir de entonces José Quiroga se apartó de la fuerza, goza de una larga licencia, y espera el ascenso que le deberían otorgar en los próximos meses para luego renunciar. “Yo a la Policía no vuelvo más”, confesó. Tras hacerse pública la denuncia del comisario, a través de Telefé Salta, desde la institución policial convocaron a una conferencia de prensa que brindó ayer el comisario general Gabriel Gallardo, para sostener que no tuvo nada que ver con las irregularidades.

“Con todo respeto a la figura de subjefe, debería haberle dado la seriedad que se le da a cualquier irregularidad que surge en el marco institucional porque es la fuerza la primera en autodepurarse, es un principio básico en su proceder”, apuntó Quiroga.

La respuesta del subjefe Gallardo

Luego de que la opinión pública conociera el tema, se presentó ante la prensa.

“En 33 años dentro de esta hermosa institución no he tenido nunca una denuncia. Vi mancillado, ultrajado, manipulado y poniéndose en tela de juicio mi honestidad y honorabilidad en esta institución”, sostuvo ayer el comisario general Gabriel Gallardo. “Creo que todo esto se debe dirimir en la Justicia que es el lugar correcto. Yo creo en la justicia terrenal y en la justicia divina”.

“Lo denunciado por el comisario José Quiroga, efectivamente en fecha 23 de noviembre de 2019 el citado oficial fue designado encargado del Complejo Social, Deportivo y de Desarrollo Integral de Medio Ambiente, llamado Almudena, bajo exclusiva facultad del jefe de Policía que se desempeñaba por aquel entonces”, apuntó.

El subjefe explicó de qué se trata la Almudena, el Complejo Social y Deportivo que tiene la institución policial, dado que “me vinculan como si fuera el único jefe de la Almudena, cuando hay un consejo asesor constituido por toda la planta superior de la Policía. El presidente es el jefe de Policía, el vice es el subjefe”, explicó. “¿Por qué pone ahora en conocimiento de las irregularidades y no en aquel momento? ¿Por qué no se lo dijo al Consejo Superior de ese momento que terminó sus funciones el 12 de diciembre de 2019?”, preguntó Gallardo ante los medios de prensa. El subjefe finalizó su alocución a voz quebrada señalando que está a entera disposición de la Justicia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...