Mili Ibarra: “Ahora los educadores debemos hablar con la mirada”

En el marco del Encuentro Internacional de Mimo y Clown Salta que se desarrollará entre hoy y el 8 de este mes en formato digital, este domingo a las 18 Milagro Ibarra ofrecerá un recital de canciones para la primera infancia. Será transmitido a través de Facebook en la página Encuentro Internacional de Mimo y Clown Salta y por la cuenta de Instagram EIMYC.SALTA. 
Durante estos ocho meses que se impusieron las restricciones por el coronavirus Milagro gestionó y concretó espacios dialógicos y de capacitación para educadores de varios niveles, estudiantes del Profesorado de Nivel Inicial, padres y niños. Con el Dr. en Letras Gustavo Bombini propuso un recorrido por la literatura; con el psicoanalista Juan Vasen abordó la importancia de las canciones de cuna; con la educadora Ruth Harf, la enseñanza en el nivel inicial en contrapunto con las prácticas hegemónicas; con la escritora Silvia Schujer vincularon música y literatura de autor; con el psicólogo, psicomotricista y profesor de Educación Daniel Calmels, la relación entre el cuerpo, la literatura y la voz; con el artista plástico y psicólogo Felipe Giménez la conexión entre pintura e imagen. Asimismo, presentó el libro “Religados en la música”, de Eleonora Orengo. También con la especialista en Didáctica de la Lengua y Literatura Patricia Bustamante dictaron “Un paseo por la literatura”. Y con el músico y autor Gustavo Libedinsky dieron el “Taller para jugar y cantar”. 
Ahora su cierre de actividades está destinado al disfrute de las familias y busca crear un ambiente festivo, aunque medien las pantallas. 

¿Cómo está compuesto el repertorio de mañana y por qué lo elegiste?
Interpretaremos “Canción de huayno para despertar con caricias”, de Sebastián Monk, en la que incluí una hormiguita de peluche con un pañal a lunares. Esta es nuestra singular versión desde la interpretación, con arreglos de Andrés Daldoss y Miqueas López. Luego “El sol de los bigotes”, para dibujar bigotes al compás de la canción, también en nuestra versión con arreglos de mis músicos.
Y cerramos con “Canción para bañar la luna con burbujas”, de María Elena Walsh, respetando la estructura.

¿Por qué te pareció este año tan propicio para compartir conocimientos y tender lazos?  
Este año fue muy difícil para artistas y educadores. Todos los espacios dialógicos que se generaron fueron dinámicos. Me interesaba en este contexto de virtualidad que pudieran, desde la literatura y la música, encontrarse con sus alumnos. Si bien la pantalla es un forma de enseñar o aprender que vamos a utilizar por un tiempo, nuestro cuerpo y voz no podrán ser reemplazados y el cruzarnos en esta vuelta a clases será un encuentro. Por eso les proponía a las educadoras que trabajáramos en la mirada, frente a la pantalla, parte de nuestro rostro, que es único y aún con el barbijo se deja ver. En síntesis, desde allí planteaba los espacios dialógicos que tuvieron participación de grandes artistas y autores de todos los lenguajes. 

¿Qué te permitió la virtualidad?
Además de tejar lazos, conocer a mucha gente que se vio atravesada por esta pandemia. Si comprendemos esto y reconocemos al educador humano la recepción de los talleres fue muy buena. Recibo y recibí mensajes de que les ha sido útil mi aporte y que además pudieron transformarlo desde su contexto y creación. Eso al menos intento, y pude encontrarme con sus miradas... quizá por eso no pierdo la costumbre de acercarme a la pantalla.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...