Agustín Sarapura y el poder de la voluntad para superarse

Agustín Sarapura tiene 18 años y acaba de recibir un certificado de su paso por el nivel secundario. Por su discapacidad completó los cinco años estudiando desde su casa. Sus deseos de superación lo transformaron en un ejemplo para todos los jóvenes estudiantes que tienen la fortuna de conocerlo.

Esta semana, la Promo 2020 del turno tarde del Colegio Dr. Facundo de Zuviría de la ciudad de Gemes tuvo su acto de colación en forma presencial. Por primera vez en 8 meses, los alumnos de esta promoción pudieron reunirse, chocar los codos y volver a reír recordando anécdotas de años anteriores. El acto fue sencillo y con pocas personas, tal cual lo demandan los protocolos vigentes. Cada nuevo egresado recibió su certificado de manos de los docentes, entre ellos hubo una presencia destacada, alguien a quien todos conocían pero que no asistía a clases en forma regular. Este alumno estaba sentado en su silla de ruedas delante de toda la promoción, no se trataba de un alumno más, sino de un chico que tuvo que luchar contra una difícil enfermedad al tiempo que cursó los cinco años del nivel secundario.

Agustín Sarapura nació con una distrofia muscular degenerativa, la cual va avanzando en forma lenta pero progresiva. A los 6 años le fue diagnosticada la enfermedad, periódicamente debía visitar el hospital Materno Infantil en Salta y viajar con cierta frecuencia al hospital Garraham en Buenos Aires. A pesar de esta dificultad pudo realizar casi en forma normal la primaria en la escuela Monseñor Roberto Tavella, con el acompañamiento de la maestra y el apoyo de sus compañeros.

El nivel secundario lo inició en el colegio Facundo de Zuviría en el 2015, pero tuvo que abandonar a mitad de año por el avance de la enfermedad. Regresó al año siguiente pero al no poder concurrir a diario, desde la dirección gestionaron que Agustín estudiara en su casa, con acompañamiento pedagógico de apoyo.

Con esta modalidad de estudio pudo cumplir con los cinco años, logrando el título con muy buen promedio.

"Fue un excelente alumno, a él le gusta mucho la economía, también la política y la historia, sigue de cerca lo que pasa en el país y está muy bien informado, le gustaría poder estudiar algo relacionado con economía en la universidad pero todo es muy caro", manifestó Soledad, su mamá. Claramente, son muchos los lectores que podrán ayudar a Agustín a cumplir su sueño.

La familia de Agustín está integrada por dos hermanos menores que él, su abuelo y su mamá, viven en una casa humilde del barrio Cooperativa, sus ingresos se reducen al aporte del padre de Agustín en materia de alimentos y a un subsidio por discapacidad. "Es poco lo que nos ingresa, por eso va a ser muy difícil poder pagar una universidad privada como la que él necesita, no puedo contar con una beca porque al tener una pensión no le corresponde, pero veremos cómo se dan las cosas para que pueda cumplir con ese sueño", dijo Soledad.

Coordinados para ayudarlo

Nazarena Gómez es docente con modalidad domiciliaria hospitalaria perteneciente al Instituto Especial número 7215, con sede en Salta. Ella, junto a un equipo de colegas, tuvieron la responsabilidad de acompañar a Agustín desde el primer año. "Mi acercamiento con Agustín fue por una solicitud de las autoridades del colegio, quienes querían darle continuidad educativa a su estudiante. Comenzamos a trabajar en el 2016 cursando el primer año hasta su egreso que se produjo esta semana", manifestó.

Con este acompañamiento pedagógico Agustín pudo estudiar en su casa: "Nosotras éramos el puente entre el colegio y el alumno para que pueda continuar con sus estudios, para hacer este nexo los profesores nos daban los temas y nosotras le dictábamos las clases en su casa, con cada materia. Lo pudimos construir pedagógicamente año tras año, es un joven muy inteligente y eso hizo mucho más fácil las cosas. Verlo hoy recibir su certificado es para este equipo una inmensa alegría" finalizó la docente.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...