Sebita, el "pequeño jefe" de la Banda

"Sebita" Torres tiene 3 años y el pasado 20 de febrero fue la atracción de autoridades y vecinos que asistieron al acto. Y allí estaba el pequeño impecable con su uniforme, puntual.

Su padre, Javier Torres, es integrante de la Banda de Música Municipal desde los 15 años y hoy, con 39 años, toca el trombón y su hermano Agustín, de 18 años, el clarinete. "Sebita", que es un apasionado de la trompeta, no dudó en integrarse a la banda de música.

 

 

Sebastián es el menor de tres hermanos Agustín (18), Lucas (9), vive en el barrio Juventud Unida junto a sus padres Javier y María Belén.

En diálogo con El Tribuno, el padre dijo que cuando él tenía 14 años, era alumno de la escuela técnica ubicada a media cuadra de la Municipalidad y cada vez que salía de clases escuchaba los ensayos, así fue que con sus amigos de entonces, Sergio Astorga y Ramón López, se inscribieron en la banda y siguen hasta hoy.

"Entramos sin saber nada de música; allí aprendimos todo lo que sabemos, trompeta y trombón. La música nos sacó de la calle y con el tiempo se convirtió en mi segunda familia", cuenta Javier.

Con el paso del tiempo, armaron un grupo musical que se llama la Nueva Banda, con la que van a cumpleaños y fiestas donde los contratan, con un repertorio alegre y festivo.

El año pasado, en una fiesta barrial de la Virgen de Urkupina, fueron contratados para acompañar a los caporales. "Fuimos con toda la familia no solo a trabajar sino a disfrutar de la fiesta, cuando en medio de los festejos apareció Sebastián con una trompeta de juguete y hasta hoy no sabemos de dónde la sacó", cuenta.

Desde ese día, cada vez que Sebastián veía que su papá preparaba su uniforme y trompeta para algún evento o servicio municipal se alistaba para acompañarlo. "Al principio todos lo tomamos como una travesura, pero gracias a los otros integrantes y al director de la banda de música, profesor Manuel Alderete, lo aceptaron como uno más, el "pequeño jefe" de la agrupación.

Pasaron los días y los padres decidieron comprarle un traje para que sea parte de la postal, al igual que todos sus compañeros. Por el diminuto tamaño de "pulgarcito" como lo llaman sus colegas, solo consiguieron un traje de bautismo de un familiar, y su tío "Cachito" García le armó una corneta a su medida, con la cual empieza a sonar sus primeras notas.

Hoy lleva sobre sus espaldas más de diez servicios, con asistencia perfecta: "Mañana toco con los changos", dice mientras lustra sus zapatos.

Con un oído increíble, marcando el paso al ritmo de cada marcha o himno, se convirtió en el "jefe" de la Banda. "Todos esperan que él llegue, le sacan fotos, lo filman, las autoridades lo saludan. A pesar del calor o de la lluvia, no importa el horario, él está siempre listo, haciendo patria", dijo su padre.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...