Salta: tribunal unipersonal juzga a 3 hombres por el contrabando de 375 kilos de hojas de coca

Un juicio por el delito de contrabando agravado se lleva adelante desde el 7 de febrero pasado en Salta. El debate es dirigido por un tribunal unipersonal, recurso contemplado en el nuevo Código Procesal Penal Federal para agilizar el proceso en la etapa de juicio.

El debate, presidido por el juez Federico Díaz del Tribunal Oral Federal N° 1, tiene como acusados a tres hombres detenidos el 2 de octubre de 2019 en un camino secundario en el acceso a la capital provincial. Interviene por el Ministerio Público el fiscal federal Francisco Snopek, quien en el alegato de apertura presentó la acusación en contra de H. M, M. S. y S. T. por el delito de contrabando agravado por la participación de tres personas.

El fiscal, en su exposición, recordó las circunstancias en que fueron detenidos los tres acusados, como así también se refirió a la investigación y detalló las pruebas reunidas. En ese marco, señaló que los acusados se movilizaban en dos vehículos, uno que hacía de “puntero”, mientras que el segundo transportaba la mercadería incautada.

La carga en cuestión se trata de 375 kilos de hojas de cocas distribuidas en 17 bolsas de plástico (valuadas en 750 mil pesos por la AFIP), dispuestas en la caja de una Toyota Hilux. En el asiento trasero, en tanto, había otros dos bultos que fueron advertidos por otro agente. La camioneta era conducida por uno de los acusados, quien llevaba a un cómplice como acompañante. Por delante de este rodado, en tanto, iba un automóvil VW Bora, conducido por el tercer implicado. Antes de llegar al acceso a la ciudad, y para evitar el control policial, el vehículo retomó la marcha con la carga y se desvió por un camino secundario que conduce a Finca La Cruz.

Interceptados

Ante esta situación, un efectivo de Gendarmería Nacional que había advertido la maniobra cuando los dos rodados circulaban por la autopista, entre la ciudad de General Güemes y Salta, bloqueó el paso de la camioneta, mientras la policía local, alertada por el mismo gendarme, retuvo al automóvil y de inmediato dio aviso a la fiscalía.

Esta maniobra, casualmente, fue posteriormente ratificada por el gendarme que intervino en el hecho, quien en su declaración testimonial ante el tribunal explicó que advirtió la presencia sospechosa de los dos vehículos a la altura de la rotonda denominada Torzalito, cuando los vehículos se hallaban detenidos a la vera de la autopista con dirección a Salta.

Sostuvo que al pasar por donde estaba la camioneta, se percató de las bolsas apiladas en el asiento trasero. Ante la sospecha de que se tratara de un cargamento ilegal o irregular, es que advirtió al personal policial en el puesto de control de acceso a la ciudad, a fin de que se extreme la requisa.

Asimismo, el gendarme explicó que esperó a que los dos rodados retomaran la autopista, circunstancias en que prosiguió a su seguimiento. Así fue como, antes del control policial, los vehículos retornaron para internarse en un camino secundario.

Tras alertar a la policía local, el gendarme decidió ingresar por otra vía a fin de franquearles el camino, lo que sucedió a la altura de Finca La Cruz. Como resultado de ello, es que pudo interceptar la camioneta con la carga, la que luego fue trasladada a la base operativa que Gendarmería posee en el acceso a Salta, previo aviso a la fiscalía y solicitud de la autorización judicial del caso a fin de cumplir con dicha medida.

Otros testigos

Los dos testigos civiles del procedimiento declararon en el juicio de manera coincidente respecto a la carga que llevaba la camioneta, como así también de los elementos secuestrados, tanto de los rodados como en poder de los tres acusados.

Con una muestra fotográfica y reproducción de videos, el fiscal interrogó a los testigos, quienes confirmaron que en la camioneta había 17 bultos o bolsas de plástico repletas de hojas de coca, que a pedido del fiscal se hallaban en la sala de audiencia, por lo que confirmaron el secuestro.

Posteriormente, y a instancia de la fiscalía, el tribunal citó a declarar a un perito de la AFIP, quien llevó adelante la valuación de la mercadería, oportunidad en la que ratificó el monto ya establecido -que asciende a 750 mil pesos-.

A su turno, la defensa cuestionó la labor del perito y expuso distintos aspectos respecto a la conservación de la prueba, lo que llevó al fiscal a solicitar al juez de juicio que se abran los bultos y el testigo revise cada uno, como así también la defensa se saque sus dudas. El magistrado accedió a la medida, que se llevó adelante en otra área del edificio. En la misma, personal de Gendarmería y empleados del tribunal vaciaron las bolsas ante la mirada del presidente del tribunal, el fiscal Snopek y la defensa. Luego de ratificar que la mercadería expuesta se trataba de hojas de coca, finalizó el testimonio del perito.

Posteriormente, se llevaron adelante otras medidas probatorias respecto a los vehículos secuestrados. El debate continuará la próxima semana.

Fuente: fiscales.gob.ar

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...