La carencia de salud viene desde hace muchos años

La crítica situación social y sanitaria viene de mucho tiempo atrás.

Solo para que nadie se olvide, en 2015 Adelaida Terán le dijo a Sergio Leavy que "en el km 6 no tienen ni para medicamentos", en una conferencia de prensa por el Trichaco.

Esa situación, que estalló con el anterior intendente, sigue sin resolverse, según plantean.

Nancy López lo explica mejor: "Acá hay gente que nunca fue vista ni por un agente sanitario. Hay un caso de una persona de 22 años que no tiene su documento nacional de identidad, es decir, nunca la atendió nadie. No hay vacunas, no hay medicamentos, no hay médicos, nadie sabe de cuántos meses están las embarazadas. Los agentes sanitarios hacen lo que pueden", planteó Nancy López, que alguna vez llegó a disertar ante la ONU por un conflicto de territorio, que ocurrió hace unos años pasando el km 9.

A simple vista se ve a los niños con enfermedades en la piel que se pensaban ya erradicadas. Los perros flacos y desnutrido muestran en sus cueros la sarna que convive en la misma casa.

En el medio de ese territorio suburbano hay una pista para avionetas que fumigan a más no poder los campos de soja que están más allá del popular asentamiento, ya denominado Km 6, sobre la margen derecha de la ruta, mano a Formosa.

"Nosotros no podemos tomar más las aguas de los bañados porque está todo contaminado con veneno. Nuestro aire está contaminado y contamina las casas, el agua, las cocinas, las leñas, a los animales que comemos también", dijo Miguel López, el cacique de la comunidad tapiete ubicada en el km 4.

Según el cacique la lluvia esparce el veneno. Todo contribuye a las diarreas, los vómitos y las fiebres.

Al día de hoy, los aborígenes no quieren ni consumir la miel del monte porque aseguran que está contaminada, según ellos, con glifosato.

Pero no solo es eso. Los registros del equipo técnico territorial de la ruta N´ 86 Tartagal son valiosos. Ellos tienen una pequeña muestra de solo 80 familias en las cuales la violencia de género, las niñas madres y el alcoholismo son casi una constante.

Atraso

"En las reuniones con los caciques sacamos nuestras conclusiones y nos damos cuenta de que no tenemos un mapa de las comunidades indígenas de Tartagal. Inclusive ahora que con las herramientas digitales y de satélite sería todo más fácil. Son muchísimas las comunidades y se van agregando varias. Sin esos datos no podemos planificar una estrategia de la atención sanitaria; mucho menos ante una situación de emergencia como la que está ocurriendo ahora", dijo la sanitarista Seila Pérez.

La falta del territorio también afecta la medicina. "Nos mandan un pedíatra para atender dos días a la semana y eso no alcanza. Los médicos dicen que nuestra medicina nos sirve, que usemos los medicamentos del blanco que son caros en las farmacias y no los podemos pagar. Entonces muchos no pueden comprar la medicina porque ahora aumentaron mucho. Ahora bien, no podemos buscar nuestra medicina porque está en el monte y el monte ahora está muy lejos", dijo Nancy López.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...