Avanza una investigación por asalto  a mano armada y resistencia

Los vecinos de Tartagal y General Mosconi fueron testigos involuntarios de un hecho inédito que se produjo alrededor de las 17 del miércoles cuando varios móviles policiales, en una persecución de película, lograron detener dos vehículos, en los que se movilizaba una banda de delincuentes que minutos antes asaltaron a mano armada a una familia residente en el barrio Tomas Ryan, al este de la ruta nacional 34.

Afortunadamente la persecución no involucró a ningún otro rodado, ya que las restricciones por el tema de la pandemia de coronavirus hacen que menos automovilistas y transeúntes circulen por las calles. Hecho que facilitó que el personal policial pudiera darle alcance a los delincuentes, detenerlos, ponerlos a disposición de la Justicia y continuar con la investigación para recuperar el dinero robado.

Asalto a mano armada

Todo se produjo en la zona este de Tartagal cuando varios sujetos fuertemente armados ingresaron a un domicilio, donde a punta de pistola sustrajeron más de 30.000 pesos y una suma no precisada en moneda extranjera.

Al parecer, un vecino de la familia asaltada advirtió movimientos extraños y la salida de los delincuentes a la carrera de la vivienda ubicada en la parte posterior de la disco El Rey, y fue quien llamó al 911 advirtiendo que algo muy extraño estaba sucediendo.

Cuando el personal del Sistema de Emergencias llegó al lugar se cruzó con los delincuentes que huían a bordo del vehículo doble tracción, lo que dio inicio a una espectacular persecución.

Pero la banda había tomado algunos recaudos. Otra camioneta idéntica a la primera también salió del mismo lugar con la intención de confundir al personal policial, por ese motivo algunos móviles siguieron a una y otros a la otra camioneta.

La 4x4 en la que se movilizaba la banda tomó por la ruta nacional 34, cruzó la unidad carcelaria, en el acceso sur de la ciudad y partió a una velocidad demencial por la ruta alternativa camino a General Mosconi perseguida por una patrulla policial.

"Era impresionante, cruzaban por las calles céntricas por la avenida y las dos camionetas, la blanca y la de la policía, iban "quemando'; gracias a Dios que nadie se cruzó en el camino", relató un vecino, a quien le llamó la atención el sonido de la sirena del móvil policial que venía en persecución.

Finalmente la camioneta fue detenida en el ingreso a General Mosconi, en la estación de servicio ubicada entre la ruta nacional 34 y avenida San Martín, y allí fueron detenidos cuatro sujetos, todos de Tartagal, entre ellos una mujer. Dos se habían logrado fugar y, según fuentes policiales, al parecer luego fueron ubicados y detenidos.

La otra camioneta, que en esos mismos momentos era perseguida por otro móvil policial, trató de ingresar al garaje de una vivienda ubicada en la avenida Packam, a menos de 100 metros de la Unidad Regional N´ 4, pero los sujetos no pudieron lograr su cometido ya que los móviles advirtieron a tiempo la maniobra y no perdieron de vista el rodado. El chofer, sin embargo, logró guardar el vehículo y darse a la fuga del lugar, pero se trataría del hijo de un conocido finquero, quien se moviliza en un vehículo de alta gama.

Un investigador policial precisó que "los chicos jóvenes que están involucrados tenían la tarea de distraer al personal policial, porque a ellos los delincuentes de más experiencia los mandan a hacer trabajitos menores; los están adiestrando", precisó la fuente.

Entre los detenidos se encuentra un conocido gomero de Tartagal que tiene su taller sobre la avenida 9 de Julio, la propietaria de una casa de venta de flores y de coronas, el hijo de otro conocido comerciante gastronómico de Tartagal de no más de 20 años. Fuentes de la investigación indicaron que siguen en la búsqueda de otros miembros de la banda que habrían logrado fugarse llevando el dinero sustraído y las armas utilizadas en el ilícito.

El comisario Marcelo Armella, jefe de la Unidad Regional N´ 4, ponderó "la rápida respuesta por parte del personal policial que salió en persecución y que logró la detención de varias personas. Ahora las actuaciones han pasado a la Brigada de Investigaciones y a otras divisiones que seguirán adelante como lo ordene la Justicia", manifestó el jefe policial.

El testimonio

Por la radio FM Profesional de General Mosconi un vecino de esa localidad relató que "nosotros estábamos en el autoservicio (ubicado al costado de la ruta nacional 34 en el ingreso a la localidad) cuando de repente vimos que personal policial de la motorizada bajaba de las motos se paraban en medio de la ruta y de frente, le hacían disparo a la camioneta blanca que venía a todo lo que daba. Fue todo tan rápido que alguien gritó al suelo, al suelo y todos los que estábamos, incluidos los empleados del autoservicio nos tiramos al piso".

El vecino recordó que "cuando la policía dominó la situación los sacaron a los ocupantes del vehículo y vimos a una mujer; yo pensé que era un secuestro, pero después vimos que también se la llevaban detenida; ella estaba en otro vehículo azul que estaba estacionado en un costado de la playa", refirió el atribulado vecino, quien añadió que "nunca me hubiera imaginado que iba a vivir eso que solo se ve en las películas. Los policías hacían tiros y no sé cuántas detonaciones escuchamos, pero fueron muchas. Gracias a Dios nadie salió herido", reflexionó.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...