Metán: preocupa la violencia  y prohíben venta de alcohol

Mientras la comunidad de San José de Metán se enfrenta al dengue, porque ya hubo seis casos confirmados, y trata de prevenir el coronavirus (hay un caso sospechoso en esa localidad), las autoridades manifestaron su preocupación por los hechos de violencia derivados del excesivo consumo de alcohol.

El encierro debido a la cuarentena total provoca problemas psicológicos en las personas, que deben permanecer aisladas y se ven obligadas a cambiar sus rutinas diarias.

Sin embargo, en Metán, muchos no están cumpliendo con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, establecido mediante un decreto presidencial. La Policía demoró a personas en el sur provincial, se labraron las actas correspondientes y los controles continúan en forma conjunta con Gendarmería Nacional. Pero se sigue observando a mayores y menores en las calles.

"Estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo en el sur de Salta para que estas disposiciones se cumplan para cuidar la salud de las poblaciones. Pero hay gente que parece no entender lo delicada que es esta situación y que deben quedarse en sus casas", dijo el jefe de la Unidad Regional 3, Lisandro Cejas.

"Lo que nos preocupa también es el excesivo consumo de alcohol. En Metán, el fin de semana tuvimos más de 30 intervenciones en la vía pública y en domicilios particulares por ingestas y hechos de violencia. Hasta un policía fue amenazado en un control en la intersección de la avenida Mitre y la calle Independencia por una persona que estaba incumpliendo el aislamiento", destacó.

Y preocupa que haya todavía vehículos circulando por la ruta nacional 9/34.

Por otra parte, durante el fin de semana largo en Metán hubo fiestas en domicilios particulares con karaoke e ingesta de alcohol.

"La ciudad está blindada"

Por su parte, el intendente de Metán, José María Issa, dijo que la ciudad permanecerá blindada y que se seguirán intensificando los controles, de acuerdo a lo consensuado por el Comité Operativo de Emergencia (COE) de la localidad.

"Hemos cerrado todos los accesos alternativos a la ciudad y vamos a proteger a la comunidad del coronavirus. No va a entrar nadie de manera injustificada, pero también le pedimos a los vecinos que se queden en sus casas", dijo Issa a El Tribuno.

"Debido a los hechos de violencia que se produjeron el fin de semana, en estos momentos (por ayer) estoy por firmar una resolución para prohibir la venta de alcohol. Hubo hasta heridos de arma blanca, según lo informado por el hospital. Y la Policía confirmó otros hechos de violencia y personas en estado de ebriedad. Tenemos que tratar de poner un freno a esas situaciones", destacó el jefe comunal.

La resolución destaca que el comité de emergencia, integrado por representantes de la Municipalidad, de la Unidad Regional 3 de la Policía de la Provincia, Bomberos Voluntarios, concejales, el hospital y Defensa Civil, decidió suspender la venta de bebidas alcohólicas en los locales comerciales mayoristas y minoristas y fortalecer los controles de vehículos y personas. Dispusieron que la atención comercial sea de 8 a 12 y 15 a 19 en aquellos rubros habilitados por el decreto N´ 297/20.

Remarca que el Departamento Ejecutivo Municipal "tiene como objeto brindar atención completa a la situación por la cual estamos atravesando, con el fin del bien común, previendo la salud, como primera medida".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...