Velorios en tiempos de cuarentena: son más cortos y hay más en casas

Con las atenciones restringidas a raíz de la cuarentena nacional obligatoria para evitar la propagación del COVID-19, algunos servicios básicos, como los fúnebres, quedaron en una zona gris. Los empresarios del rubro piden un protocolo de la Municipalidad y actúan a "criterio". En el medio, los servicios de sepelio se ofrecen de diferentes maneras, aunque con un común denominador: el crecimiento de la demanda de los velatorios en las casas.

Los días transcurren en una ciudad vallada, con la policía en las calles, sin clases, con operaciones médicas suspendidas y celebraciones canceladas. Pero hay algo que impostergable: la muerte. Las empresas de sepelios trabajan con el servicio lo más restringido posible.

Limitaciones

En Pieve, por ejemplo, los horarios de sepelios son reducidos. Se permite el ingreso de cinco familiares por sala y se les recomienda realizar los velatorios en dos horas. "Viene poca gente, los más cercanos", indicó una empleada de la empresa. A las 21 las salas cierran.

"El cortejo está integrado solo por la carroza fúnebre, y en cuanto a nuestro cementerio (Santa Teresita), lo hemos cerrado. Solo ingresa la familia en caso de inhumación. Les pedimos que sea lo más corto posible, la gente lo está entendiendo, no hubo gente que se haya quejado ", indicó Edmundo Pieve. El empresario coordina acciones desde su casa, ya que por su edad pertenece a uno de los grupos de riesgo.

En Rigo los sepelios están suspendidos y trabajan con la menor cantidad de personal posible. Retiran los cuerpos de las clínicas y los hospitales, realizan los trámites en el registro civil y los llevan directamente al cementerio.

"Hacemos todos los trámites con la mayor urgencia posible, porque los hospitales también tienen limitación con el retiro de los cuerpos", indicó Silvana Marcos Rigo.

La propietaria de la empresa indicó que los horarios restringidos también alcanzan a los cementerios; el de la Santa Cruz está sin actividades desde lunes hasta el miércoles inclusive. Mientras que el cementerio San Antonio de Padua atiende medio día.

"Mucha gente está pidiendo que le llevemos el servicio a la casa y optan por velar en el domicilio. Que es un servicio que ya ofrecíamos, pero ahí nosotros no podemos controlar nada. Salvo llevar el cuerpo y retirarlo", indicó una trabajadora de Pieve.

La misma situación advirtieron en Rigo, una mayor demanda del servicio domiciliario. Aunque por otro lado indicaron que al advertirles el riesgo que eso implica muchos deciden no realizarlo. Es un tema complejo ya que hay aislamiento obligatorio.

En cuanto a los servicios en el interior, Rigo lleva los ataúdes soldados para que lleguen directamente al cementerio.

Desde ambas empresas indicaron que es un momento difícil, pero que la gente entiende la delicada situación y acata las medidas.

"Todos estamos tomando decisiones según nuestro criterio", indicó Pieve. Ante la situación, el empresario se reunió con los otros directivos del grupo y solicitaron un protocolo de actuación a la Municipalidad. "Hasta ahora no tuvimos respuestas oficiales", advirtió.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...