Eramet mantiene la planta piloto en  la Puna y frena el proyecto principal

La multinacional francesa Eramet, finalmente, no construirá este año una planta de producción comercial de carbonato de litio en Centenario- Ratones, en la puna salteña. En febrero, el grupo había anunciado que se suspendía el proyecto con una inversión de 600 millones de dólares por la situación económica y la incertidumbre en el país. Ahora, por la crisis internacional que generó el coronavirus, ese plan, importante para el impulso minero de la provincia, se desactivó. No obstante, podría retomarse en 2021.

Pese a esa mala noticia, que oficializará hoy la compañía en Francia, seguirá operativo el denominado "Centro de Entrenamiento", una planta piloto que estuvo en funcionamiento durante cuatro meses en el lugar.

Según trascendió fueron al menos cuatro las variables que empujaron a la compañía a no avanzar con la construcción de la planta, que ya había llegado a un nivel del 70%. La baja de los precios de los commodities, las restricciones cambiarias de la divisa extranjera que rigen en el país, la posibilidad de que Argentina entre en un default y la debacle económica global por el COVID-19.

Pese a ese duro panorama, las conducciones local y francesa del proyecto lograron, con su comité ejecutivo, que el directorio de la empresa permitiera que se mantenga en funcionamiento el centro piloto. Es una oportunidad para mantener el plan latente de la empresa subsidiaria Eramine.

Se proyectaba que la planta comercial iba a generar unos 300 empleos directos. Con la planta piloto, el impacto será menor ya que requerirá para su funcionamiento al menos un 30 por ciento de esos trabajadores.

La planta piloto dispone de una alta tecnología, con 1.200 instrumentos, y puede producir entre 5 y 7 toneladas anuales de carbonato de litio grado batería. Un complejo comercial, en tanto, puede llegar a 24 mil toneladas.

La empresa ya invirtió unos 100 millones de dólares y estima que este año se volcarán otros 100 millones en cerrar las negociaciones con proveedores (mucho de ellos en el exterior) para dejar el proyecto en condiciones.

En febrero, la CEO de la compañía Christel Boris, cuando presentó los últimos balances de la empresa dijo que se suspendía el proyecto. "El contexto en Argentina y el clima económico en el mundo en general no nos permiten en este momento lanzar con serenidad este proyecto", había expuesto.

La empresaria había estado reunida con Alberto Fernández, en un encuentro a solas, cuando el presidente argentino visitó Francia a principios de ese mes.

En ese entonces trascendió que el caso puntual de Eramet fue uno de los temas que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, le planteó a Fernández en su encuentro del 5 de febrero en París.

"Lo primero que hizo Macron fue presentarle la situación de algunas empresas francesas en la Argentina, y una de las empresas por las que pidió fue Eramet", informó un funcionario nacional en ese entonces.

Cuando la compañía hizo pública su decisión de congelar el proyecto en la Argentina, Boris informó que fueron factores determinantes los actuales controles de cambio decididos recientemente y la incertidumbre en torno a las negociaciones del Gobierno con el FMI.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...