Martín Guzmán afirmó  que algunos bonistas ya ingresaron al canje y que sigue negociando con el resto

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró hoy que algunos acreedores ya ingresaron al canje propuesto por el Gobierno y con otros se sigue negociando, y manifestó su "optimismo de poder llegar a un acuerdo", ya que el plazo para aceptar la oferta termina este viernes.

"Somos flexibles, aún estamos a tiempo para cerrar un acuerdo sustentable", proclamó el funcionario, y agregó: "Queremos una relación saludable y duradera con nuestros acreedores".

Así lo indicó al participar del seminario "Argentina: entre el Covid-19 y la crisis de deuda soberana", organizado por el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia.

En el evento, realizado en forma virtual, participaron también los economistas Jeffrey Sachs, profesor y director del Centro de Desarrollo Sustentable de esta universidad, y Martín Uribe, docente de Economía de la institución.

A su vez, en Twitter, Guzmán agradeció el apoyo recibido por un grupo de intelectuales y economistas de todo el mundo, que respaldaron la gestión del jefe de Hacienda y la oferta realizada a bonistas.

Sostuvo que la Argentina "conserva el optimismo de poder llegar a un acuerdo con nuestros acreedores que permita restaurar la sostenibilidad de nuestra deuda y hacer posible la recuperación económica luego del Covid-19".

Al hablar en el seminario, el ministro aseguró que desde el Gobierno están dispuestos a escuchar una propuesta "realista" por parte de los acreedores para reestructurar alrededor de 66.500 millones de dólares.

En su exposición, reconoció: "No ha sido fácil la negociación. Estamos enfatizando el principio de flexibilidad.
  Algunos aceptaron y con otros estamos tratando de llegar a un acuerdo".

"Si escuchamos una oferta que nos satisface, la tomaremos en cuenta", remarcó el funcionario.

Este lunes, el Ministerio emitió un comunicado donde dejó abierta la chance de negociar alguna propuesta, aunque aclaró que para ello debía tener "sentido común".

Guzmán admitió que el plazo de gracia de tres años es el que generó mayores controversias entre los bonistas, aunque sugirió que el FMI había mencionado un período de cinco años.

Tras su exposición, quien más respaldó la propuesta argentina fue Sachs, y llegó a calificar de "estupidez" el pedido de bonistas para profundizar el recorte del gasto público.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...