Apego seguro: para que los niños crezcan protegidos y valorados


Desde los primeros momentos de vida de los niños, la familia es el primer espacio donde aprenden a relacionarse, donde aprenden las conductas adecuadas y las que no lo son. Donde aprenden de límites y la falta de ellos, 


Carina Salas, licenciada en psicología, advierte que se enfrenta ante la disyuntiva cuando de habla de figuras paternas. “La realidad nos habla no de padres y madres sino de las figuras significativas, en la educación y formación de un niño”, expresó la psicóloga. 


Al hacer referencia a las figuras significativas, Salas explica que se trata de estas personas que tienen una relación directa con al niño desde el primer momento de vida. Se trata de los miembros de la familia que se encargan de decir lo que está bien o mal, los que aprueban o desaprueban una conducta, que crean un espacio de reflexión ante una conducta inadecuada. 


“Este es un tema importante que influye en la vida adulta, y no solo en el rango afectivo sino en las interacciones, la modulación de los afectos, también en los aspectos cognitivos, en la empatía, la sociabilización, son las personas que construyen lo que denominamos apego seguro”, explicó la licenciada.


Cuando hace referencia al apego seguro, Carina Salas habla de lo que el niño puede sentir, aceptar e incluso vivir con cierta seguridad. “Cuando un niño crece en un contexto donde recibe seguridad es capaz de explorar el mundo. Es un niño curioso, explorador. Sabe que puede contar con el adulto, desde el lugar donde esté o ante las emociones que le toquen vivir”, agregó. Pero hay que advertir que aunque pasen los años, ese espacio seguro sigue siendo tal, aunque ya se trate de un adulto. “Las figuras parentales dan la seguridad y la percepción de aceptación. Cuando uno aprendió en el seno primario del hogar, de las figuras referentes, luego- está inmunizado - para las cosas que pasan en el mundo”, detalló. También existe lo que se denomina “mandatos paternos”. Se trata de cómo se construye la identidad dentro del seno familiar, no siempre se trata directamente de los padres y madres sino de aquellas personas que el niño o adulto considera importantes. 


Pero qué son las figuras significativas. Son aquellos afectos que se generan a nivel parental. “Padre, madre, abuelos, las personas cuidadoras. A medida que el niño va creciendo aparecen otras personas, los familiares, los profesores, los amigo y entonces el niño construye la imagen a cerca de si mismo y luego se maneja en el mundo conforme a la imagen que tiene de si mismo”, especificó. En resumen, las figuras parentales tienen un rol importantísimo en la construcción de la identidad, los primeros años son claves, porque la construcción del apego seguro se vuelca a una relación con uno mismo, en la búsqueda de pareja, con los amigos, la propia regulación emocional. 


Carina Salas destacó el aprendizaje de están teniendo los varones. “Están aprendiendo a vincularse emocionalmente con los hijos. Son participativos en la dinámica familiar. En estas familias se ve una riqueza distinta”, concluyó. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...