Crece la polémica por la  prohibición de despidos

La Unión Industrial Argentina (UIA) advirtió ayer que la prórroga del esquema de prohibición de despidos y suspensiones, sumada a la doble indemnización, son medidas que plantean "un escenario de incertidumbre sobre el marco regulatorio que regirá a las nuevas contrataciones".

"Entendemos que ya no están vigentes las condiciones de excepción que motivaron las medidas adoptadas el año pasado para regular el mercado de trabajo y mitigar los efectos de la crisis", sostuvo la tradicional entidad fabril.

En ese sentido, apuntó: "El "triple cepo' que implica la prórroga del esquema de prohibición de despidos y suspensiones sumada a la doble indemnización plantean un escenario de incertidumbre sobre el marco regulatorio que regirá a las nuevas contrataciones".

Mayores costos

"Ambas situaciones obturan la recuperación del empleo industrial y la recuperación genuina del mercado formal de trabajo, perjudicando especialmente a sectores que tienen potencial para demandar nuevos empleos, pero no encuentran certidumbre para hacerlo", enfatizó.

Además, señaló que los "mayores costos no laborales asumidos por las empresas en el último año ponen un freno a las mejoras en los niveles de productividad tanto como a la generación de nuevos empleos industriales".

"Esta situación pone a la Argentina en desventaja frente a los cambios de la demanda internacional y de los patrones de consumo a nivel local, que favorecen a los bienes durables por sobre los servicios", alertó.

La UIA consideró "crucial superar la etapa que requirió la puesta en funcionamiento de normas vinculadas a la emergencia para ingresar en una nueva que mejore las condiciones del mercado de trabajo y acompañe la mayor demanda de empleo".

"La Argentina debe avanzar hacia un ciclo económico que convierta a la política industrial y a las mejoras de productividad en activos para competir en el escenario global", resaltó.

En tanto, insistió: "Resulta fundamental normalizar la situación en el mercado de trabajo de forma de comenzar una nueva etapa de trabajo donde la formalización, la formación y la empleabilidad sean los ejes de la agenda futura".

"Reacción negativa"

En tanto el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, indicó ayer que las críticas por parte del sector empresarial frente a la extensión de la prohibición de despidos y el pago de la doble indemnización eran "esperables" por entender que hay algunas medidas que el Gobierno sabe que "generan una reacción negativa".

"No es bueno generalizar", sostuvo el funcionario nacional, mientras aseguró que "hay sectores puntuales" que plantean que esas medidas afectarán al mercado laboral.

En ese sentido, el titular de la cartera productiva consideró que era "una reacción esperable" y señaló: "Hay tipos de medidas que sabemos que generan una reacción negativa".

"Hay una recuperación heterogénea. El sector de trabajo viene muy golpeado, no solo por el coronavirus, sino desde 2018 y 2019", analizó Kulfas.

"El año pasado, ya con este escenario de doble indemnización, el empleo industrial traccionó positivamente cinco meses consecutivos", remarcó el ministro, quien aseguró que su "contacto es permanente con el mundo productivo".

De ese modo, aseguró que "es un escenario complejo y eso nadie lo pone en discusión".

Remarcó que el Gobierno apunta "hacia una recuperación" y destacó: "Tenemos que buscar fortalecer las exportaciones y que el nivel de importaciones sea el estrictamente necesario". "No es cierto que no haya inversión", apuntó y anticipó además que trabaja en nuevos acuerdos de precios para alimentos en medio de la escalada inflacionaria.

En apoyo a la postura del Gobierno algunos sectores sindicales también se manifestaron a favor de la prohibición de despidos.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...