Preocupa un brote de salmonella

A causa de que se registraron 19 casos de salmonelosis en vecinos carrileños en los últimos días del mes de septiembre, se activaron las alarmas sanitarias ante el temor de un brote incontrolable.

La sospecha recae en los alimentos callejeros y otros productos alimenticios en malas condiciones, ya que el agua del servicio público por ahora no ha sido motivo del contagio de la bacteria cuyo hábitat natural es el intestino de cualquier tipo de animal de sangre caliente, lo que incluye a los humanos.

El cuadro de diarreas presentados en los días del mes pasado se produjo en franjas etarias comprendidas entre los niños y los adultos. En todos los casos los enfermos corroboraron las sospechas del personal de salud del hospital San Rafael. Comieron alimentos callejeros, pollos y ensaladas crudas.

"Sospechamos principalmente de los alimentos mal cocidos y con escasa preparación en los lugares abiertos al público. Los casos coinciden en el consumo de alimentos que se venden en la vía pública. Otros por el consumo de pollos, quizás por su descomposición al cortar la cadena de frío. Esto evidencia que no se cumplen con las normas sanitarias exigidas", comentó Silvia Vilte, jefa de Enfermería del hospital San Rafael de El Carril.

La diseminación de la salmonella por la transmisión hídrica fue descartada por ahora, aunque las autoridades sanitarias tomarán medidas preventivas urgentes para evitar nuevos casos. "Hemos informado de estos casos al área de Bromatología de la Municipalidad de El Carril. Se están haciendo los controles en comercios y lugares habilitados para el expendio en la vía pública. Con el aumento de la temperatura y las flexibilizaciones la gente acude a eventos y locales gastronómicos. Si no hay higiene en la manipulación de los alimentos los casos podrían aumentar", advirtió Vilte.

Desde el nosocomio dieron a conocer a la población que para evitar esta enfermedad que dio muchos dolores de cabeza el año pasado en esta localidad del Valle de Lerma se aconsejó a la población en general ser precavidos en la ingesta de comidas que no son frecuentes en la alimentación diaria.

También cuando el agua a consumir no es segura, hay que potabilizarla mediante hervor, enfriar y consumirla o conservarla en un recipiente limpio y hermético. Las verduras y frutas deben ser lavadas con agua segura. Las carnes y huevos deben estar bien cocinados y los recipientes y utensilios que se utilicen en su preparación deben ser minuciosamente lavados.

En El Carril son numerosos los comercios gastronómicos que surgieron ante el auge de actividades de recreación.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...