Piden dejar en claro el límite del mandato del gobernador

El constituyente Guillermo Martinelli (FDT) advirtió ayer que sin una cláusula transitoria, el límite al mandato del gobernador recién entraría en vigencia dentro de 10 años.

Acortar los mandatos se planteó como tema central de la reforma de la Constitución de Salta, colocando como norte un mecanismo que restablezca la confianza en la clase política.

El retiro de convencionales oficialistas sin explicación hizo fracasar la última reunión de la comisión de Poder Ejecutivo.

A la luz de este preocupante hecho, Martinelli analizó cómo avanza el trabajo para limitar el mandato en el cargo de gobernador.

Tras recordar que los juristas invitados a exponer coincidieron que hay que limitar el mandato del gobernador, dijo que su espacio, Frente de Todos, plantea que sean dos seguidos o alternados.

"Para ello tiene que haber una cláusula transitoria para decir que el que transita en este momento el gobernador y el vice se considere primer mandato y, en consecuencia, quedaría un nuevo mandato y nada más y con ello el mecanismo empezaría a funcionar después del 20 de este mes", acotó.

Martinelli advirtió que si no figura la cláusula transitoria, la reforma va a tener vigencia para el actual gobernador de acá a diez años. "Tendría dos mandatos asegurados por la nueva Constitución más los cuatro años que le dio la vieja Constitución, de los cuales ya transcurrieron dos y quedan dos; recién en diez años empezaría a funcionar", sostuvo. Sin cláusula transitoria, me parece que la propuesta de acortar los mandatos que dijeron los legisladores al aprobar la ley 8239 y que dijo el gobernador al presentar el proyecto, "está en la declamación y no en la realidad", advirtió.

“Hay otra cuestión igual de mala”

Martinelli también hizo notar otra cuestión sobre la que consideró igual de mala. “Se dice que el gobernador haría el día del juramento, el 20 de este mes, ‘un renunciamiento patriótico’ a la posibilidad de tres períodos actuales y aceptaría dos, el que está transcurriendo y otro más”, detalló. 
Para Martinelli, esto significa la vuelta del personalismo. “Quienes hacemos la reforma no es por una cuestión de hombres, es por una cuestión de instituciones políticas”, observó.
Puntualizó que la institución política la rige la Constitución para cambiar el paradigma: “Que no sea el personalismo el que esté realmente dirigiendo la provincia de Salta, sino las plataformas de los partidos políticos; que éstos sean los ejecutores de los proyectos para que después los hombres sean los que lleven el proyecto ganador. Si se considera que tiene que hacer un renunciamiento patriótico estamos en que él es la Constitución, él es la política, él es la plataforma y esto es personalismo”, dijo. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...