Buscan que los vecinos  produzcan sus alimentos

Con más de 50 semanas de servicio ininterrumpido y una importante entrega semanal de raciones de comida caliente en 73 puntos de la ciudad, el Plan de Soberanía Alimentaria Municipal, sigue vigente asistiendo a niños, jóvenes y adultos de todos los barrios de la ciudad de Salta.

La Municipalidad capitalina salió a recordar que, a través de la Secretaría de Desarrollo Humano, a más de un año de la crisis sanitaria mundial por COVID-19, continúa visitando los puntos donde se desarrolla el Plan Unidos.

"Somos parte de una política pública que es la de llevar la soberanía alimentaria a los barrios de la ciudad. Así comenzamos con la gestión de la intendenta Bettina Romero y sobre la marcha apareció la pandemia y tuvimos que mantener la presencia porque desde el primer momento sabíamos que los barrios más vulnerables serían los que peor la pasarían. Así que, si bien hace un año estamos en emergencia epidemiológica, estuvimos desde antes pensando en el abordaje integral de los vecinos respecto de cómo mantener una mejor alimentación", dijo el secretario de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Salta, Santiago Lynch.

El funcionario expresó que desde el día 1 de la gestión fue la idea de cambiar la entrega de bolsones por un abordaje integral, una llegada masiva de la Municipalidad a los barrios de Salta.

"Con la pandemia sí fue una llegada en forma de asistencia en la que nos tuvimos que adaptar, pero ahora fuimos mutando y estamos volviendo a la idea principal de llegar un con un plato de comida caliente, pero también con la gente que trabaja con las discapacidades, con adultos mayores, con las problemáticas de género. Ahora más que asistencia somos un servicio integral a nuestros vecinos", dijo Lynch.

El trabajo llega a los distintos puntos de la ciudad por las alianzas puestas en marchas por el municipio junto a los sectores privados y públicos como empresas e instituciones sociales, iglesias evangélicas, centros de jubilados, centros vecinales y comedores comunitarios que funcionan como puntos de referencias para brindar raciones de alimento caliente (almuerzo o cena).

"Nosotros llegamos gracias a vecinos comprometidos y voluntarios, referentes barriales religiosos, a los trabajadores municipales, que superamos los miedos de salir de casa en plena cuarentena porque sabíamos que muchas familias la estaban pasando mal por el detenimiento de las actividades económicas", declaró el funcionario.

Todos los días es un desafío para poder seguir llevando adelante estas políticas públicas. "Hay mucho para hacer por los vecinos de la ciudad. Junto a todo el equipo de trabajo estamos felices de articular con las organizaciones sociales y religiosas porque estamos barrios con servicios, derechos y alimentos", concluyó.

Todas las acciones se realizan con fondo municipales, con la logística pensada por los funcionarios comunales, con trabajadores propios y con los vecinos de la ciudad.

"Estamos volviendo a la idea original de la promoción de la soberanía alimentaria en los barrios en donde los vecinos sean los productores de parte de sus propios alimentos, en donde la nutrición es una cuestión de Estado y la promoción humana sea una realidad. Nosotros proyectamos y pensamos una ciudad a 20 años", dijo Lynch

Y agregó: "Seguimos siendo parte de este Plan Unidos junto a los voluntarios que brindan un servicio de amor a través de un plato de comida caliente, pan y frutas para ayudar a las familias".

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...