Juzgan al expolicía que intentó matar a su pareja en Güemes

El 17 de enero del año pasado un detenido en la cárcel federal de General Güemes intentó matar a su pareja con un arma blanca. El sujeto, expolicía formoseño radicado en Salta, planificó absolutamente todo, desde el traslado de su mujer, el escenario donde atacar a su víctima y su final: intentar quitarse la vida. Sin embargo, el destino quiso que su expareja pudiera defenderse y quedar con vida; tras aguantar el violento ataque clamó auxilio y fue salvada por dos guardias del complejo penitenciario. "Si no sos mía, no sos de nadie", dijo en medio del salvaje ataque. El viernes comenzó el juicio en su contra en el Tribunal Oral Federal 1 de esta capital.

Los motivos que habrían llevado a Ramón Oscar Luna a terminar con la vida de su mujer y luego la suya serían los celos. De la parte instructiva surgió en su momento que la víctima le había manifestado las intenciones de dejarlo, con lo cual y ante un sujeto que los profesionales señalaron tiene la patología de la "celopatía", comenzó a idear un macabro plan. En el interior de la celda donde pasa o pasaba -en caso de haberlo cambiado de lugar- sus días y noche Luna, los investigadores encontraron un cuaderno y en su interior cartas donde expuso lo que haría pero que finalmente no concretó.

Luna es juzgado por los delitos de tentativa de homicidio doblemente agravado por el vínculo y violencia de género y lesiones leves en perjuicio de dos guardias. En la primera audiencia el fiscal federal Ricardo Toranzos dio inicio a los alegatos y señaló: "Este grave incidente sucedió el 17 de enero de 2020 y fue protagonizado por el interno Luna, quien intentó matar a su pareja para lo cual planificó y coordinó todos los aspectos del escenario homicida, siendo este la habitación donde se realizaba la visita íntima, dentro del Complejo Penitenciario NOA II, en la localidad de General Güemes".

Siguiendo con su alegato, el fiscal sostuvo que Luna en su plan no solo se encargó de sortear los controles y lograr llevar oculta el arma utilizada para atacar a su pareja, sino que también gestionó y aportó el dinero suficiente para cubrir los gastos de la visita, ya que la mujer reside en el departamento Rivadavia y debía realizar un viaje de más de 400 kilómetros. "Luna tenía todo programado, tanto el asesinato de su pareja como así también quitarse la vida", añadió a raíz de una serie de cartas que fueron halladas en la celda que el acusado ocupaba en la unidad carcelaria, donde permanece detenido desde 2018 por un delito de narcotráfico y a la espera del juicio.

"Esta fiscalía, a partir de la prueba reunida y traída a debate, va a establecer que Luna tenía la intención de matar a su mujer, quien, gracias a una tenaz resistencia y a la intervención de dos guardias, logró evitar el cometido buscado por el acusado", dijo Toranzos.

El abogado Félix Arancibia, en representación de Luna, reconoció la gravedad del hecho en perjuicio de la mujer, aunque calificó las heridas sufridas como "superficiales", en tanto estimó que "no supera el rango de lesiones leves". El letrado intentará probar que su defendido es inimputable, pruebas que reunió tras una serie de juntas médicas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...