Un hombre murió tras las graves heridas que sufrió al caer al asfalto luego de treparse al capot de un auto y ser llevado a gran velocidad por una conductora con la que había discutido previamente por un choque de vehículos en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, y por el hecho la mujer quedó detenida acusada del homicidio, informaron fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió el jueves en el partido bonaerense de La Matanza pero recién trascendió el sábado cuando se dieron a conocer las imágenes..

Voceros judiciales y policiales informaron que al lugar se desplazaron efectivos del Comando Patrulla Centro, a raíz de un llamado al 911 que alertó acerca de un siniestro vial.

Los agentes observaron que un hombre se encontraba gravemente herido tendido sobre el asfalto, por lo que fue trasladado de inmediato al hospital Ballestrini de La Matanza, donde a las pocas horas falleció como consecuencia de los traumatismos que había sufrido, añadieron fuentes policiales.

Posteriormente, identificaron a la víctima como Pedro Jhonny Gómez Jancko, domiciliado en el barrio de emergencia 1-11-14 del Bajo Flores.

De acuerdo a lo reconstruido por los investigadores, Gómez Jancko conducía un auto Renault 19 gris y fue colisionado por un vehículo Daewoo Matiz del mismo color, que era guiado por Melina Giselle Peyrano (31), domiciliada en Ciudad Evita.

Las fuentes informaron que, tras el siniestro, ambos conductores comenzaron a discutir, tras lo cual Peyrano intentó escapar y el hombre se subió al capot del auto de la mujer para evitar que se fugara.

Sin embargo, la conductora no detuvo la marcha y circuló unos 300 metros a gran velocidad, hasta que Gómez Jancko cayó del rodado y sufrió las heridas que derivaron en su muerte.

El fiscal Garate indagó por el delito de “homicidio simple con dolo eventual” a Peyrano, quien declaró que se asustó porque creyó que Gómez Jancko le quería robar, motivo por el cual trató de escapar, informaron fuentes judiciales.

Según las fuentes policiales, la mujer intentó quitarse la vida en la celda y enroscó su remera alrededor del cuello. Los efectivos detectaron este accionar y determinaron su traslado al Hospital Paroissien de Isidro Casanova. Allí, quedó internada, fuera de peligro y vigilada por la Policía.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...