Fuego cruzado entre Candela Correa y Raúl Córdoba 

Un insólito fuego cruzado verbal entre concejales se registró en la sesión de esta tarde del Concejo Deliberante capitalino y el episodio fue calificado como una verdadera vergüenza.

El hecho se inició cuando Candela Correa dijo en el recinto que Raúl Córdoba le copió un proyecto, acusación que el concejal rechazó de manera terminante y hasta insinuó la intención de someter esa conducta a la comisión de Juicio Político del cuerpo.
En el tramo de homenajes y manifestaciones, Correa indicó que gestionó ante la Comisión de Cultura la intención de reflotar el programa Concejal por un Día para alumnos secundarios.

Dijo que tuvo como respuesta que era un tema importante pero que se dio con la novedad de que “me lo arrebataron”, acción que consideró “una falta de responsabilidad, una vergüenza y tristísimo” por parte de un compañero.

“Lo felicito señor Raúl Córdoba, que haya presentado el proyecto pero me parece un plagio, no hay que sacar los proyectos de la mano, es la segunda vez que se hace”, sostuvo.

Córdoba tomó la palabra y le respondió que “hablar de plagio es acusar sin tener las pruebas necesarias” y explicó que el tema fue impulsado con su equipo de trabajo. “Si las ideas se entrecruzaron no quiere decir que haya usado la idea de la concejal o su intención de ganar un espacio o querer figurar”, acotó.

El edil puntualizó que “hablar de plagio de esa manera es una forma maleducada no solamente hacia mi persona sino hacia el equipo” de trabajo que lo acompaña y entendió que Correa debía pedir disculpas.

La acusación generó irritación en otros concejales. En su intervención, la titular de la comisión de Cultura, Rosa Herrera, se mostró dispuesta a no dejar pasar por alto la situación y que se deje flotando que se pasa información a un concejal para que saque un proyecto.

Por su parte, Frida Fonseca recriminó de manera vehemente al señalar que “hay figuras políticas, qué bajo pretexto de lograr presencia mediática, apelan a golpes bajos afectando a personas que trabajan realmente”.

Fue concreta al sostener que “el correctivo se lo hago a la concejal Correa porque es desubicado lo que dijo, hablar de plagio me parece una vergüenza y un mamarracho”.

Correa no se amilanó y le respondió a Fonseca. “No necesito venir al Concejo para tener una cámara, aquí vengo a trabajar”, señaló y puntualizó que le parecía fuera de lugar que a un concejal le digan lo que tenga que decir, “¿acaso esto es una cárcel?”, enfatizó.

La intervención de Romina Arroyo solicitando a sus pares cumplir con el trabajo para el que fueron electos, sereno los ánimos. 
Por su parte, la edil Emilia Orozco, que ayer hizo su debut en el recinto luego de reemplazar al condenado exconcejal Chuky Flóres, agradeció la bienvenida a la tarea legislativa y dijo que espera que la intranquilidad que se vivió ayer entre pares haya sido una excepción.

En su intervención, la concejal Fonseca también aprovechó para cuestionar a los legisladores de la Cámara baja que en la primera sesión de ese cuerpo “chicanearon” a la diputada Socorro Villamayor por entender que el proyecto de ley que impulsó, relacionado con una acción sobre trata de personas, fue copiada a una legisladora santafesina.

Sobre el final de la sesión, el cuerpo aprobó sobre tablas el proyecto de resolución que presentó el concejal Córdoba para que se constituya la comisión de Juicio Político y analice la conducta de Candela Correa.


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...