Bomberos, afligidos por los comedidos de siempre

Como una consecuencia del accionar de personas particulares, quienes participaron del rescate de pasajeros atrapados en el interior de un automóvil, el comandante de los bomberos de General Güemes, Juan Carlos Palma, dio un alerta sobre los riesgos de manipular el cuerpo de los heridos, debido a que podrían ocasionar lesiones mayores a las generadas por el siniestro vial.

Como se recordará, en la tarde del pasado lunes 12, una impactante colisión entre dos camiones y dos automóviles, tuvo lugar sobre la ruta nacional 34 a la altura de la rotonda de Torzalito. Dos de los cuatro pasajeros que se desplazaban en un remise, el cual terminó aprisionado entre los dos camiones, quedaron atrapados en el asiento trasero.

Debido a que el desplazamiento del tránsito vehicular era muy lento, por la presencia de un corte de ruta a 400 metros de distancia, muchas personas se bajaron de sus vehículos para intentar auxiliar a las personas atrapadas.

"Tengo entendido que buscaron muchas formas para abrir las puertas, usaron una linga para tirar con una camioneta y romper las puertas, todas esas acciones solo pusieron en mayor riesgo a los heridos. Entiendo que lo hicieron con toda la buena intención del mundo, pero mi sugerencia es que mantengan la calma y solo esperen la llegada de las personas especializadas", dijo Palma.

Y explicó que solo los bomberos cuentan con la capacitación y las herramientas necesarias para un rescate seguro. "Ni siquiera el personal del hospital que llega en ambulancia o el personal policial pueden tocar o mover a los accidentados", advirtió.

Sierras de corte, expansores, trajes de protección, entre otros muchos elementos, son utilizados en cada intervención de rescate, herramientas que permiten realizar aperturas de puertas o cortes de chapas sin poner en riesgo a las personas que deben ser rescatadas.

"Es entendible que haya un desesperación al ver o escuchar el pedido de ayuda de una persona, en esos momentos los minutos se transforman en horas, pero lo único que pueden hacer es dar aviso al 911 y esperar el arribo de las fuerzas de seguridad", manifestó.

Palma quiso dejar en claro que no está en contra de las personas que participaron del rescate. "Solo quiero que seamos conscientes de que la desesperación por ayudar puede provocar daños irreversibles", dijo el bomberos.

Pedido de aclaración

Entre los vehículos siniestrados había un Renault Clío color rojo, detenido a un costado de los camiones y del Corsa Blanco, que tenía evidentes signos de un choque, pero no se entendía cuál fue su participación en la colisión. Se especuló con la posibilidad de que el conductor haya intentado rebasar la fila de camiones realizando una maniobra no permitida, sufriendo las consecuencias.

Ricardo Curten, esposo de la conductora del Clío, explicó: "Mi señora es Mariana Rodríguez, tiene 46 años, y es profesora de Ciencias Políticas; trabaja en un colegio de Campo Santo, pero residimos en Salta. Ella es una conductora sumamente prudente, jamás hubiera intentado una maniobra no permitida. Ella perdió el conocimiento, tuvo golpes, lesiones intercostales y un derrame cerebral, por lo que está en terapia intensiva en Salta", dijo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...