El controvertido nacimiento del pueblo de Campo Quijano

Que los primeros pobladores de la Hacienda de Campo Quijano no hayan sido ferroviarios, que la creación de la escuela nacional N° 93 sea anterior al pueblo, y que no se haya encontrado un acta de fundación del pueblo, sumió a la gente del lugar en una polémica que llegó hasta nuestros días. La discusión tendría que haber terminado en 1970, pero continuó por no escucharse a quien se dedicó por años a desentrañar la historia de Campo Quijano. Nos estamos refiriendo a don Carlos Eguren, autor del libro “Campo Quijano, su vida y sus paisajes” (1962).

Dejando de lado por ahora, la historia anterior al siglo XX, podemos decir que los primeros que se asentaron a la boca de la “Quebrada del Perú” o “Camino del Perú” (Atilio Cornejo Propiedad Inmoviliaria de Salta en la época virreinal) fueron los trabajadores que llegaron para realizar las obras de captación y distribución de las aguas de los ríos Blanco y Toro. Las del primero para dotar a gran parte del Valle de Lerma de agua potable y del segundo para riego. Fue una obra monumental cuyos estudios realizados por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación comenzaron a fines del siglo XIX, se ejecutaron desde principios del XX y concluyeron en la segunda década del nuevo siglo. A partir de 1913 quedaron habilitadas sucesivamente las redes de agua corriente de Cerrillos, Rosario de Lerma, La Merced, San Agustín y también en Campo Quijano, entonces un paraje implantado a metros de la boca de la Quebrada del Perú, hoy del Toro. Por entonces, esos campos eran propiedad del matrimonio conformado por Teodoro Jovanovics y doña María Amalia Usandivaras.
Con el paso de los años, el poblado surgido de las primeras obras hidráulicas, comenzó a crecer y más aún cuando arribaron los primeros ferroviarios que estaban construyendo el terraplenando entre Rosario de Lerma y Gólgota. Lamentablemente, en ese tramo, los trabajos se paralizaron por la quiebra de la empresa adjudicataria de la construcción del ferrocarril Cerrillos - Antofagasta por Huaytiquina. 

  El reinicio de las obras del ferrocarril en 1921 dio impulso a la conformación del pueblo.

Pese a la caducidad del contrato dispuesto por el presidente Victorino de la Plaza en 1914, el poblado siguió creciendo a punto tal que el gobierno de don Hipólito Yrigoyen, creó en 1920 la Escuela Nacional N° 93. En este sentido, debemos recordar que las condiciones exigidas por el Consejo Nacional de Educación para crear una escuela, era que haya una cantidad mínima de niños, requisito que Campo Quijano ya cumplía antes que se iniciaran las obras del ferrocarril a Chile. 
Podemos asegurar que el poblado de Campo Quijano surgió primero, por el arribo de trabajadores de las obras hidráulicas; luego por el reinicio del ferrocarril en 1921, en el tramo Rosario de Lerma - Gólgota. Así los consigna el decreto (Exp. 4.968-F-021) firmado por el presidente Hipólito Yrigoyen el 14 de junio de 1921, transcripto en el trabajo “Hipólito Yrigoyen y el Ferrocarril a Huaytiquina” de María Rosa Figari, profesora de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y becaria del Conicet.

Causa de la polémica

Como decimos anteriormente, el nacimiento de Campo Quijano dio lugar a que por años se discutiera su origen y se falseara la fecha de iniciación del ramal ferroviario C-14 o tren a Huaytiquina. Y el tema se agudizó al no encontrarse documentación histórica es decir una “Acta de Fundación”.
Ante la falta de documentación formal, “alguien quiso asignarle una fecha equis -dice Carlos Eguren- cual si se tratase de ponerle nombre a un hijo de padres desconocidos para poderle nombrar. Para ello, echaron mano a motivos sin fundamentos serios ni nexo alguno, a objeto de hacer conciencia en el seno de la opinión (pública) que la fecha patria del 9 de Julio, correspondía (por coincidencia) a la de la fundación de Campo Quijano. Nada más alejado de la verdad”.
Pero Eguren va más allá y dice: “Pero ¿en qué se basaba la afirmación? Veamos: se destacaba como argumento válido (¿?) el hecho de que la efemérides del 9 de Julio es rememorada en Campo Quijano a través de actos de mayor relieve, que la celebración Maya. Esa ‘diferencia’ merece ser explicada por cuanto ella deriva de la aguda crisis económica de 1930 y, habiendo sida puesta la comuna (de Quijano) en estado de dependencia de su similar de Rosario de Lerma, se estableció entre ambos municipios el siguiente acuerdo: a) La fiesta del 25 de Mayo debe celebrarse en Rosario de Lerma. b) Corresponde que la celebración del 9 de Julio se hiciera en Campo Quijano. En consecuencia -agrega Eguren- queda descartada toda incidencia ‘extra’ con relación a la fecha de fundación de Campo Quijano y la Declaración de la Independencia”.
Más adelante, don Carlos Eguren también desmiente documentalmente que la construcción del ferrocarril a Chile haya comenzado el 9 de julio de 1921. “Según antecedentes de nuestro archivo, el 15 de junio de 1921, fue la fecha de iniciación de las obras de construcción en Campo Quijano”. 

Sugerencia de Eguren

En 1962, don Carlos Eguren presentó su libro “Campo Quijano, su vida y sus paisajes”. En ese trabajo, fruto de años de estudios e investigaciones, el autor sugiere que “Con tales antecedentes solo haría falta que se labre el documento del caso (es decir, un acta simbólica de la fundación del pueblo) Y agrega: “Dejo así cerrado un periodo de dudas sobre tan importante aspecto del historial”, concluye Eguren.

La propuesta de don Carlos Eguren hecha en 1962, consistía en adoptar de común acuerdo, una fecha simbólica sobre el origen del pueblo. La sugerencia recién fue considerada en 1970 por iniciativa del intendente Alberto Naharro quien invitó a vecinos para que considerasen la redacción de una Acta de Fundación.

Por la extensión del documento, no lo podemos reproducir aquí pero sí parte sustancial del mismo. Además del encabezamiento posee ocho ítems y dice así: “Campo Quijano, (departamento de Rosario de Lerma - Provincia de Salta) a los 25 días del mes de mayo de 1970, reunidos en la sede de la comuna local, el intendente de la misma, don Alberto Naharro y los señores Andrés Monne, Carlos M. Barbarán Alvarado y Carlos Eguren, integrantes de la comisión del Cincuentenario de Campo Quijano, designados según Resolución Municipal N° 04/70, del 11 de marzo de 1970, declaran...”
En la parte resolutiva la comisión hace suyo los argumentos aportados por Carlos Eguren y resuelve adoptar como fecha de Campo Quijano el Día de la Independencia. Como respaldo a lo resuelto, cuenta y consta en apartado sexto del acta, que el 9 de julio de 1921, los trabajadores del ferrocarril recién establecidos en el lugar, se reunieron con motivo del Día de la Independencia, bajo la enseña patria allí enarbolada, manifestando a viva voz la necesidad de “echar cimientos a un nuevo pueblo, junto a las estribaciones de la cordillera andina y al oeste de la capital salteña”.
A continuación, la asamblea de vecinos convocada por el intendente Naharro, interpretando el sentir de esos primeros trabajadores del riel, se adoptó la fecha patria como Día de Campo Quijano. Testificaron la versión los vecinos Juan Caqui, Maximiano Abracaite, Antolín Guerra, Andrés Caqui, Rosendo Iriarte, Francisco Fabián, Miguel Isas, Gregorio Moreno, Honorario Humacata, Feliciano Laime, Nicolás Taibo, Abdón Ríos, Adelaida Rivas Diez (primera maestra de la escuela N°93) y otros que firman al pie del documento.
De esta forma, Campo Quijano zanjó la cuestión de su origen hace 51 años, pero hay quienes insisten erróneamente en afirmar que las obras del ferrocarril comenzaron el 9 de julio de 1921 y que ello dio lugar al nacimiento del pueblo.

 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...